miércoles, 6 de noviembre de 2019

Nobuyuki Kobayashi

Nobuyuki Kobayashi es un fotógrafo japonés (nacido en 1970 en la ciudad de Yokoze, prefectura de Saitama) que trabaja en cámara de gran formato e imprime paisajes naturales utilizando platinotipia sobre papel Hosokawa Kozo Washi, un papel que sigue produciéndose hoy como hace más de mil años.

© Nobuyuki Kobayashi
© Nobuyuki Kobayashi


Desde la antigüedad, los japoneses han construido su cultura y valores a través de la naturaleza. El rápido crecimiento económico nos ha hecho perder la fe en ella y en los miles de dioses que habitan en todas las cosas. La costumbre de que el agua es una fuente de vida, y los dioses habitan montañas, rocas y árboles, está casi olvidada ahora.
Al redescubrir esos dioses en los paisajes que están frente a mí, ahora renacen como trabajo. Por eso continúo capturándolos. Porque creo que esto debería ser contado y transmitido a la siguiente generación para que pueda compartir un sentimiento similar al mío.


Biografía

Nobuyuki Kobayashi se graduó en la Escuela de Fotografía de Tokio, trabajando para una compañía especializada en publicación y edición y después, en 1993, comenzó a trabajar como fotógrafo freelance haciendo principalmente retratos y fotografías de moda para anuncios y revistas.

En 2001 se fue a Nueva York para estudiar los fundamentos de la fotografía artística y aprender habilidades de impresión alternativas, como la impresión en platino-paladio que utiliza con el papel Hosokawa con lo que logra crear un ambiente elegante y único en sus obras.  Con esta técnica especial espera que sus copias duren miles de años y que puedan coexistir con una naturaleza abundante como la que captura en sus imágenes.

Para él, los dioses se encuentran en la naturaleza. Como se enseña en la religión más antigua de Japón, el sintoísmo, la naturaleza es lo más sagrado. Por eso, sus imágenes de ríos, árboles, piedras y otros objetos de la naturaleza son representaciones de los mismos dioses.

Desde 2005 ha tenido la oportunidad de presentar su trabajo en varios países europeos, incluido España (Portrait of Nature, una cuidada muestra de quince platinotipias de tamaño 50×60 cm.), así como en Taiwán, con gran éxito de público. En 2008 estableció su empresa Zenne estudio, Inc. para la distribución y venta de su obra.

El platino-paladio se considera la más noble forma de impresión fotográfica porque ofrece una riqueza de tonos grises superior a cualquier otra técnica además de estimarse una longevidad de algo más de mil años. En la actualidad, Kobayashi es  uno de los máximos exponentes de la platinotipia a nivel mundial.  Y como parte de su compromiso para inmortalizar la naturaleza para generaciones venideras, sigue empleando materiales ancestrales como es el papel Hosokawa, cuya fabricación ha sido declarada patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO.

En los siguientes días después de la publicación de este artículo, se inaugurará en la galería Sway de Londres una exposición en la que Kobayashi reintroduce el sentido japonés de la belleza y la conexión con la naturaleza a través de la nueva serie de obras maestras de fotografía.




Referencias


Libros




No hay comentarios:

Publicar un comentario