miércoles, 20 de febrero de 2019

Sebastian Bieniek

Sebastian Bieniek es un guionista, productor, pintor, actor y director de cine y fotógrafo alemán (nacido en Czarnowasy, Alta Silesia, Polonia, el 24 de abril de 1975, vive en Berlín) que domina los medios audiovisuales tanto en su producción como en su ejecución, habiendo sido guionista y director en diferentes películas. Ha practicado las artes escénicas del performance y dentro de la plástica como pintor y posteriormente como fotógrafo. Está considerado uno de los artistas más influyentes de Berlín y también en el mundo.


© Sebastian Bieniek

© Sebastian Bieniek



Biografía

Sebastian Bieniek nació en una región de la Polonia actual que a veces ha pertenecido a Alemania. De origen alemán su familia se repatrió cuando él tenía 13 años. Estudió fotografía en Universität der Künste (Universidad de las Artes)Braunschweig, estudiando con la artista serbia Marina Abramović y el artista conceptual suizo John Armleder. Siguió con un master en UdK en Berlín, donde filmó sus primeros videos. Posteriormente trabajó fuera de Alemania y consiguió una beca residencia del DFJW en Rennes, Francia, donde pasó medio año y participó en la exposición colectiva Aux voyageurs.
Comenzó sus estudios en la Deutsche Film-und Fernsehakademie (Academia Alemana de Cine y Televisión) en 2002. En 2007, dirigió The Gamblers, una película sin presupuesto que recorrió muchos festivales.
Bieniek fue un pintor antes que nada, y por eso para él la fotografía es otra forma de pintar: forma y colores, oscuridad y luz juegan un papel central. Como artista, siempre trabaja en series que contienen entre 10 y 90 imágenes, porque cree que cualquiera puede tomar una sola imagen, mientras que una serie "es más parecida a un trabajo de arte real, habla de cohesión". Estas imágenes incluyen retratos, naturaleza muerta, desnudos y paisajes que tienen un efecto lúdico, poco convencional y, a menudo, casi plástico.
Sus primeras obras fueron actuaciones radicales, como Mano sin cuerpo (1999), donde realizó diariamente durante 16 días un corte en su propio brazo, o Nacido para ser Boulette (1999) donde estuvo colocado durante tres días en 500 kg. de carne cruda, o Robo (1998) donde realizó un robo en un Deutsche Bank como una obra de arte. Más tarde, su trabajo se volvió más y más minimalista y conceptual, como los trabajos de texto a partir de 2001. En 2009 (después de un receso de siete años) reinició con Homeland Security, una serie de pinturas conceptuales realistas y otras series donde combinaba imagen pintada con texto.
En 2013 continuó con la fotografía, donde es más reconocido, especialmente con su serie Doublefaced. Un trabajo original y particularmente interesante porque se destacó y se difundió ampliamente a través de redes sociales como Facebook. Esta serie comenzó  cuando Sebastian dibujó una cara en la mejilla derecha de Bela, su hijo enfermo, trazando un solo ojo, utilizando el ojo derecho del niño para completar la cara. Así nació Doublefaced 1, un primer intento que llevó al artista a realizar un conjunto de 34 fotografías trabajando siempre con el mismo principio. Las 10 primeras fotografías son todas modelos femeninas, perfil de cabeza, con una cara dibujada en el lateral. Sólo las situaciones difieren.
Posteriormente Bieniek creó su propia obra en torno a este concepto combinando diferentes medios: pintura, dibujo, fotografía, creando varias series: Doll-Body, Dollface, Extremities, Twoneface, Interventions, Oneeye, Faceation, … Simultáneamente continúa trabajando en sus obras de texto minimalistas, performances y pinturas como sus series Perfect-Circles y Multiplications.



Referencias



Libros

  • Realfake.



No hay comentarios:

Publicar un comentario