miércoles, 21 de marzo de 2012

Gabriel Carvajal Pérez

Gabriel Carvajal fue un fotógrafo colombiano (nacido el 21 de agosto de 1916 en Medellín y fallecido el 14 de noviembre de 2008) que durante sesenta años miró a través del visor de su cámara fotográfica, registrando un Medellín y una Antioquia en desarrollo.

 

© Gabriel Carvajal Pérez

© Gabriel Carvajal Pérez

Biografía

Nacido en una familia de artesanos y grandes creadores, fundadores del Taller Carvajal, donde se dedicaron exclusivamente a la fabricación de imágenes religiosas.

En sus inicios, Carvajal trabajó con sus tíos, los cuales le asignaban pequeñas funciones como restaurador de algunas imágenes de santos. Para él la pintura y la escultura eran oficios bastante llamativos, e incluso, en determinado momento pensó seguir con la tradición de su familia, sin embargo uno de sus tíos le aconsejó que buscara otra labor que le produjera dinero porque según él, si dedicaba su vida a pintar y a tallar podría morir de hambre.

La década del 40 fue una época importante para Carvajal, tras terminar sus estudios y haberse cerrado el taller trabajó en diversos oficios: en una farmacia, técnico de teléfonos, dueño de una fábrica de cordones y prensados, otra vez técnico de teléfonos en Medellín, hasta que se adentró en el mundo de la fotografía.

Como aficionado sus temas fueron retratos de individuos de tradición pueblerina y retratos de sociedad. Como profesional se destacó como reportero gráfico en periódicos y revistas. Jamás se observaron rostros tristes es sus retratos, siempre mostraba los mejores momentos de sus personajes, quienes lo buscaban para ser fotografiados bajo la lente de la cámara.

Como ya se trabajaba en color, cuando Leo Matiz en el año 48 visitó a Medellín para hacer algunas fotos para las carátulas de la revista no dudó en servirle de ayudante. De Matiz aprendió los secretos del color, pero el auge de la foto publicitaria fue corto y Carvajal se dedicó a la fotografía industrial y arquitectónica, registrando las grandes obras que transformaban la ciudad.

En 1955 comenzó con la fotografía aérea, siendo completamente autodidacta, gracias a la necesidad de sus clientes, dueños de grandes latifundios en el Valle de Aburrá, de poseer registros de sus dominios.

Su archivo, con cerca de 150.000 negativos y más de 9.000 diapositivas, fue adquirido a mediados de los años 90 por la Biblioteca Pública Piloto de Medellín y se encuentra en óptimas condiciones para su conservación en el Edificio Torre de la Memoria de esta institución. La Biblioteca Pública Piloto le publicó varios libros así como le auspició diferentes exposiciones y homenajes.

Con un poco de nostalgia, confesaba que durante toda su vida le faltaron muchas fotografías por tomar, ya fuera por falta de cámara, de iluminación o simplemente por no saber aprovechar el momento.

 

 

Referencias

 

 

Libros

2 comentarios:

Arbey dijo...

Dejo un legado cultural valioso con sus fotografías.

Anónimo dijo...

Primero que todo para agradecerles por no dejar la labor de mi tio en vano, gracias a el yo tambien sigo su mismo camino y es el de la fotografia y de mi abuelo la talla de madera. Me gustaria poder publicar mis fotos aunque no son de Colombia pero muestran la herencia que Gabriel me dejo.

Publicar un comentario en la entrada