sábado, 9 de noviembre de 2013

Arturo Cerdá y Rico

Arturo Cerdá y Rico fue un fotógrafo español (nacido en Monóvar, Alicante, el 11 de Octubre de 1844, y fallecido el 15 de Febrero de 1921 en Cabra del Santo Cristo, Jaén) que se dio cuenta de la importancia que la fotografía tenía desde el punto de vista cultural y etnográfico, antropológico, insistiendo en retratar el pueblo llano en sus quehaceres más cotidianos: oficios, trabajos, fiestas, acontecimientos meteorológicos, componiendo verdaderos cuadros impresionistas, costumbristas, y otras veces escenas de un finísimo humor.

 

Arturo Cerdá y Rico

Arturo Cerdá y Rico

 

 

Biografía

Arturo Cerdá y Rico fue hijo de acomodados hacendados y comerciantes, cursó Medicina en la facultad de San Carlos de Madrid, compaginando sus años universitarios con una formación bastante intensa en Bellas Artes.

En el año 1871 viajó a Cabra del Santo Cristo, para atender a un hermano enfermo, y conoció a Rosario Serrano Caro, con la que se uniría en matrimonio fijando su residencia en Cabra donde ejerció su profesión de médico y administró las haciendas de su propiedad que compaginaba con su afición a la fotografía, a la que se dedica con verdadera pasión.

En 1900 hizo levantar una hermosa casa, siguiendo los cánones de estilo regionalista para destinarla a hogar familiar, aunque en el fondo fue pensada y diseñada para la fotografía. El laboratorio, tenía tres ventanas redondas con postigos, orientadas al mediodía, una con vidrios rojos, otra verdes y la tercera blancos, con objeto de poder trabajar con material ortocromático, pancromático o con la luz del día, de tal manera que podía conseguir efectos diferentes sobre los negativos.

Hombre culto e inquieto estuvo muy interesado por el arte en general y se rodeó de artistas y escritores de su tiempo, como Joaquín Sorolla, Cecilio Pla, López Mezquita, Rodríguez Acosta, Pablo Loyzaga, etc. y escritores, como su paisano José Martínez Ruiz, Azorín, el cronista provincial de Jaén Alfredo Cazabán, director de la revista cultural Don Lope de Sosa. También mantuvo contactos con otros fotógrafos aficionados, en especial con Carlos Iñigo, los hermanos Cánovas del Castillo, Kaulak y Máximo, etc. y su fraternal Manuel Martínez Victoria.

Su preferencia técnica era sobre todo la fotografía estereoscópica (con el veráscopo de Richard y el taxiphote) donde demostró su maestría. También se recreó en otras técnicas como la autocroma de Lumière. Fue pionero de la fotografía en color.

Colaboró en muchas publicaciones, sobre todo con la revista giennense Don Lope de Sosa donde se publicaron muchos de sus trabajos; también colaboró con la revista londinense Photograms of the Year que publicó varios de sus trabajos, con La Fotografía de Kaulak, Graphos Ilustrado, Photos, La Fotografía Ilustrada, etc., con temas como retrato, paisajes, costumbrismo y composiciones.

La condición de amateur le reportaría a Cerdá una absoluta libertad de acción, frecuentó estilos fotográficos distintos tales como el pictorialismo, la fotografía directa, y el reportaje gráfico, se interesó vivamente por la influencia de la pintura en la fotografía, etc..., pues no estaba condicionado a las exigencias de la clientela. El hecho de que él fotografiara para deleite suyo y por extensión para el de su círculo más íntimo, le permitió experimentar y bucear en las nuevas tendencias fotográficas, de las que estaba tan bien informado. Se dio cuenta de la importancia que la fotografía tenía desde el punto de vista cultural y etnográfico, antropológico, a diferencia de otros fotógrafos de su tiempo, que se quedaron en aspectos meramente artísticos del arte fotográfico.

 

 

 

Referencias

 

 

 

Libros

  • Del Tiempo Detenido. La fotografía etnográfica giennense del Dr. Cerdá y Rico
  • Registro de Memorias. La obra fotográfica del Dr. Cerdá y Rico
  • El Albayzín de Cerdá y Rico (1898-1909)
  • Arturo Cerdá y Rico de Monóvar a Cabra del Santo Cristo.

 

 

Vídeos

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada