jueves, 22 de noviembre de 2012

Bert Stern

Bert Stern es un fotógrafo estadounidense (nacido el 3 de octubre de 1929 en Brooklyn, Nueva York) destacado por sus trabajos sobre moda y retratos de celebridades. Su serie más mediática es la sesión que hizo de Marilyn Monroe con más de 2.500 fotografías poco antes de su muerte.

 

 

© Bert Stern

© Bert Stern

 

 

Biografía

Con dieciocho años empezó a trabajar en un banco de Wall Street, pero pronto lo abandonó para trabajar como ayudante de arte del director Herschel Bramson.en la revista Look, donde enseguida se hizo amigo de un joven fotógrafo de la plantilla: Stanley Kubrick.

En 1951 trabajó como cámara del ejercito americano en Japón. Luego entró como director artístico en la revista Mayfair y pronto inició su colaboración con revistas como Vogue, Squire, Look, Life, Glamour y Holiday.

El despegue de su carrera y la edad de oro de la publicidad ocurrieron al mismo tiempo. Stern, con su campaña Driest of The Dry para Smirnoff, contribuyó a vender más vodka de lo que Smirnoff jamás se pudo imaginar, convirtiendo a EEUU en el primer consumidor mundial de esta bebida y a Stern en un famosísimo fotógrafo, que  a la edad de 25 años era ya el fotógrafo más deseado de Madison Avenue, de Hollywood y del mundo de la moda a escala mundial.

Stern estuvo en el origen de la evolución creativa del mundo de la publicidad y, junto a Irvin Penn y Richard Avedon, fue uno de los primeros fotógrafos en convertirse en estrella.

Entre sus trabajos de esa época se encuentra un retrato de Louis Armstrong de 1959 realizado para una campaña publicitaria de Polaroid que incluso se llegó a considerar de excesiva calidad para la misma.

Su trabajo más conocido es The last sitting (La última sesión) que es una colección de 2.571 fotografías tomadas a Marilyn Monroe en 1962 en el hotel Bel-Air de Los Ángeles. Este reportaje lo realizó seis meses antes de la muerte de la estrella y parte del mismo se publicó en Vogue. La primera edición del libro The Last Sitting se hizo en 1982 y en él el mismo Stern cuenta el encuentro con detalle.

Él también pasó por algunas crisis en su vida. Tuvo alguna relación tormentosa, luego conoció a Allegra Kent, una famosa bailarina de ballet con la que se casó y tuvo tres hijos, y a la que hizo  fotos fascinantes intentando capturar el halo mágico que siempre parecía acompañarla, inmortalizándola en todas sus posturas de danza, en todos los momentos imaginables.

Pero, celoso de las parejas de baile de Allegra e inseguro, tomaba pastillas para soportar las maratonianas sesiones de fotos y empezó a tener alucinaciones y a comportarse agresivamente. Le diagnosticaron episodios de esquizofrenia y su mujer, horrorizada, lo abandonó llevándose a los niños. Stern decidió aceptar la invitación de un amigo suyo que vivía en España y allí pasó una larga temporada para recuperarse hasta 1976. Tras su regreso a Nueva York se dedicó a realizar fotografía publicitaria y colaboraciones en revistas.

En 2008, con casi ochenta años, Stern replicó el reportaje fotográfico de Marilyn teniendo como modelo a Lindsay Lohan.

Entre las mujeres famosas que ha fotografiado se encuentran Audrey Hepburn, Elizabeth Taylor, Madonna, Kylie Minogue, Drew Barrymore, Shirley MacLaine, Claudia Cardinale, Jacqueline Bisset, Brigitte Bardot y Catherine Deneuve.

También ha realizado trabajos en el cine con fotografía fija: Lolita en 1962, Cita con un ángel muy especial en 1987 o en American masters en 2006, como director en Jazz on a Summer's Day en 1960 o como protagonista en Becoming Bert Stern en 2009.

 

 

Referencias

 

 

 

Libros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada