viernes, 3 de febrero de 2012

Thomas Struth

Thomas Struth es un fotógrafo alemán (nacido en Geldern en 1954, vive y trabaja en Berlín y Nueva York) conocido por sus paisajes urbanos, junglas, retratos familiares, flores y gente en museos. Sus obras tienen un gran tamaño y alcanzan precios desorbitados.

 

 

Pantheon, Rome (c) Thomas Struth

 

Cuando empecé a exponer en museos me planteé la diferencia que existe entre los lugares que acogen a las personas, como aeropuertos o centros de arte. Me pregunté cómo obras de arte sobreviven como tal, sin que se les arranque parte de ese aura que tienen precisamente por la cantidad de gente que las mira.

 

 

Biografía

Desde temprana edad se interesó por el dibujo y la pintura. A los 19 años se matriculó en  la Kunstakademie Düsseldorf, para mejorar sus conocimientos pictóricos. Allí conoció la fotografía y se pasó a ella en 1976, recibiendo clases de Bernd y Hilla Becher, los grandes maestros alemanes de la fotografía. Siguiendo las directrices de estos, comenzó a fotografiar sistemáticamente, en blanco y negro, las calles de la ciudad.

En 1978 viajó por primera vez a Nueva York, gracias a una beca, y trabajó sobre la ciudad. A su regreso a Alemania continuó fotografiando ciudades. A largo de su carrera realizaría muchos viajes y fotografió las ciudades inglesas, Paris (1979), Italia, Roma (1984), Edimburgo (1985), Tokio (1986) y Perú (2003).

Estas fotografía de paisajes urbanos vacíos, realizadas desde el centro de las calles, ofrecen generalmente perspectivas enfatizadas por un ritmo aparentemente interminable de fachadas arquitectónicas. La importancia que tienen los edificios que nos rodean y las calles por las que pasamos, son un reflejo de la mentalidad de una sociedad, de sus habitantes y del momento en el que se vive en ellas.

A mediados de los ochenta, comenzó a explorar el género del retrato de familia, en series de color y blanco y negro con retratos individuales y de grupos familiares, utilizando la misma cámara de gran formato utilizada para sus paisajes urbanos. Estas imágenes intentan mostrar las dinámicas sociales ocultas con una semejanza al bodegón.

De 1993 a 1996 trabajó como profesor de fotografía en el Staatliche Hochschule für Gestaltung, Karlsruhe.

Otro de los trabajos que demuestran el interés de Struth por la relación entre la fotografía y la psicología, es el efectuado un nuevo hospital en Winterthur, Suiza. En 1991, Struth recibió el encargo de decorarlo y decidió elaborar fotografías de flores y un paisaje para cada una de las 37 camas. Las fotografías de flores se colgaron en la pared detrás de la cama y el paisaje, en la pared opuesta, para conectar de alguna manera el espacio interior del hospital con el exterior.

Como resultado de su trabajo del retrato, Struth desarrolló un gran interés por la pintura renacentista, lo cual lo condujo a su trabajo más conocido, The Museum Photographs que también se convirtió en libro y que luego, en el 2007 recibiría el nombre de Making time. Igualmente utilizó su cámara de gran formato y realizó impresiones gigantes llenas de color. En este trabajo captura individuos anónimos y grupos de personas mirando las obras de arte en los museos más importantes del mundo.

La primera serie la efectuó en el Louvre (1989). Ha tomado imágenes en el Instituto de Arte de Chicago, Estados Unidos, (1990), Museo del Vaticano, Roma (1990), Galleria dell’Accademia, Venecia (1992), Museo de Pérgamo, Berlín (2001), la National Gallery, Londres (2001), el Museo Nacional de Tokio (2004), la Galería de la Academia, Florencia (2004), el Museo de Prado, España (2005), y el Museo Hermitage de San Petesburgo (2005).

En su trabajo New Pictures from Paradise (2002) cambia definitivamente los grises y estáticos laberintos de ciudades desiertas por el desorden de la exuberante maleza verde de selvas y bosques repartidos por todo el mundo.

En su último trabajo realiza paisajes industriales: institutos de física, plantas farmacéuticas, estaciones espaciales, astilleros, instalaciones nucleares y otros edificios de producción tecnológica.

Ha sido el primer artista vivo en exponer en el Museo del Prado, Madrid, en 2007 y su obra es continuamente exhibida en importantes museos de todo el mundo: por ejemplo, en 2011 ha expuesto en Düsseldorf, la Whitechapel Gallery en Londres, el Sterling and Francine Clark Art Institute en Williamstown, Massachusetts y la Serralves Foundation en Oporto.

La foto mostrada, Panteón, Roma, fue vendida por más de un millón de dólares en 2007.

 

 

Referencias

 

 

Libros

1 comentario:

Martha dijo...

MADRID.- El Museo del Prado inicia su proyecto de exhibir "otras miradas" de su colección con la exhibición de las 10 grandes imágenes que forman la instalación 'Making Time' del fotógrafo alemán Thomas Struth, el primer artista vivo que entra con sus obras en el museo.

Situadas en diferentes salas de la planta baja, el descansillo y la primera planta, las instantáneas conviven con las obras maestras del Prado, que inicia así un proyecto anunciado en su plan de actuación como una propuesta de establecer nuevas miradas sobre sus colecciones, invitando a una reflexión que otros museos históricos han iniciado anteriormente.

Internacionalmente reconocido por sus imágenes de ciudades, paisajes, retratos e interiores arquitectónicos, la obra de Struth (Geldern, 1954) refleja cómo la fotografía puede a la vez captar y cuestionar la historia de los medios y sus géneros tradicionales.

El artista ha dedicado más de dos décadas a plasmar espacios de celebración social del arte en una de las series más amplias de su producción, en la que retrata la cotidiana relación del público con las obras de arte y plantea una reflexión contemporánea sobre el arte.

"Cuando empecé a exponer en museos me planteé la diferencia que existe entre los lugares que acogen a las personas, como aeropuertos o centros de arte. Me pregunté cómo obras de arte sobreviven como tal, sin que se les arranque parte de ese aura que tienen precisamente por la cantidad de gente que las mira", recordó el fotógrafo.

Fotografías del 'Autorretrato' de Durero o de 'La Libertad' guiando al pueblo de Delacroix, conviven, junto a fotografías realizadas en el propio Museo del Prado, en un diálogo directo con los espacios y obras emblemáticas de esta institución.

"¿Es el museo un cementerio de productos que ha hecho la gente? o ¿son obras de arte que respiran y que sienten y se comunican con personas vivas, contemporáneas?. Mi intención fue abarcar ese puente entre las obras de arte y los visitantes y llegar a escenificar con modelos vivos parte de la acción que hay en los cuadros".

Un ejemplo de este concepto se puede apreciar en una de las imágenes tomadas en el Prado, en 2005, a unos visitantes ante el cuadro de 'Las Hilanderas' de Velázquez, situado en una de las salas que acoge obras del Greco. "Cuando lo colgamos sentimos que parecía un personaje del Greco explicando a Velázquez".

Para él, la relación con museos como el Louvre, el Prado, el Nacional de Tokio o la National Gallery de Londres "es un regalo" que los museos le dan y que le ha llevado a una especialización en la que se establece ese puente entre la pintura antigua y la contemporaneidad.

El proyecto se completará con el montaje especial de tres de sus últimos trabajos, realizados en el Prado, el Hermitage y en la Academia de Florencia, que se mostrarán durante la presentación del edificio de los Jerónimos diseñado por Moneo. Entonces las imágenes de Struth se unirán "a la obra de Rafael Moneo, un edificio contemporáneo de por si, en el que se encuentran las puertas de Cristina Iglesias, que son algo así como el acceso a un panteón, pero muy modernas. Los tres estamos utilizando herramientas del pasado para hacer algo novedoso".

Para desarrollar un trabajo en el que ha tratado de "ayudar al visitante a entender la actividad que realiza como parte activa del museo", utiliza una cámara de grandes dimensiones,"que situó en lo alto, con un negativo de 8X10. Enfoco y espero a ver quien llega. Reconozco enseguida lo que quiero", manifestó Struth quien con sus imágenes no teme invadir la intimidad del espectador.




www.elmundo.es-2007

Publicar un comentario en la entrada