domingo, 12 de febrero de 2012

Alexey Brodovitch

Alexey Brodovitch fue un diseñador gráfico, instructor y fotógrafo estadounidense de origen ruso (nacido en 1898 en Ogolitchi, Rusia, y falleció en Francia el 15 de abril de 1971) considerado uno de los pioneros en el diseño editorial como lo conocemos hoy en día y director de arte de la revista Harper’s Bazaar durante dos décadas (1934-58).

 

(c) Alexey Brodovitch

 

Biografía

Nacido en el seno de una familia pudiente, durante la Guerra Ruso-Japonesa, se trasladaron a Moscú. Alexey fue a estudiar a la Escuela del Príncipe Tenisheff, una prestigiosa institución de San Petersburgo, con la intención de alistarse posteriormente en la Academia Imperial de Arte.

Con 16 años, la I Guerra Mundial le rompió las ilusiones de entrar en la Academia Imperial de Arte y se alistó en el ejército ruso yendo al frente, pero las influencias de su padre le llevaron a retaguardia, de donde se volvió a escapar al frente pero de nuevo fue forzado a volver a casa ingresándolo en una escuela de oficiales.

Durante la Guerra Civil Rusa, combatió en el Ejército Blanco, siendo herido gravemente y hospitalizado, teniendo que huir posteriormente al exilio vía Cáucaso y Turquía, donde encontró a la que sería su futura esposa, Nina.

Antes de su llegada en París en 1920, Brodovitch quería ser pintor. Como emigrante ruso en París, se encontró pobre y teniendo que trabajar por primera vez en su vida. Trabajó como pintor de brocha gorda (pintando casas) mientras que su esposa Nina trabajaba como costurera. Vivían en un apartamento barato y pequeño en el área de Montparnasse, como otros artistas rusos que habían llegado a París a finales del siglo XIX. Este grupo de artistas, Archipenko, Chagall y Nathan Altman se reunían en la Académie Vassilieff, que ofrecía clases de pintura y escultura sin instructor pero baratas.

Sus conexiones con estos artistas rusos jóvenes le llevaron a un trabajo más artístico como pintor de los decorados de los Ballets Russes de Diaghilev.
 
París era una ciudad cosmopolita en la cual convergían artistas y movimientos artísticos. Brodovitch pudo vivir el dadaismo de Zúrich y Berlín, el suprematismo y el constructivismo de Moscú, el diseño Bauhaus de Alemania, el futurismo de Italia, De Stijl de Holanda y las tensiones nativas del cubismo, Fauvismo, purismo y surrealismo. Entre todas estas varias influencias artísticas, Brodovitch encontró sus principios como diseñador.

Empezó a vender diseños textiles y de joyería a las tiendas de moda, al mismo tiempo que enmaquetaba Cahiers d'Art, una importante revista de arte, y Arts et Métiers Graphiques, una revista de diseño. Pero lo que le puso en candelero fue ganar el primer premio de carteles de Le Bal Banal, por delante de Picasso y ganar varias medallas y el premio principal en la Exhibición Internacional de Artes Decorativas de París en 1925.

Fue contratado como diseñador por el estudio de diseño Athelia y abrió también su propio estudio L’Atelier A.B. Consiguió ser uno de los más reconocidos diseñadores comerciales de París y la ciudad empezó a quedársele pequeña.

En 1930 se trasladó a Philadelphia con su mujer e hijo para dirigir el departamento de diseño publicitario del entonces Pennsylvania Museum School of Industrial Art, donde modernizó la técnica de enseñanza y el propio diseño.

En 1933 añadió el Laboratorio de Diseño a sus clases, un taller para estudiantes avanzados que querían experimentar con todos los aspectos del diseño y la fotografía. Estos laboratorios se hicieron muy populares y productivos, pasando por ellos fotógrafos como Diane Arbus, Eve Arnold, Richard Avedon, Lisette Model y Garry Winogrand.

En 1934, el Art Director Club de Nueva York le pidió a Brodovitch diseñar la 13ª exhibición anual de directores de arte y allí, Carmel Snow, editora de Harper´s Bazaar, conoció su trabajo e inmediatamente lo contrató para ser el nuevo de director de arte de la revista.

Entre Brodovitch, Snow y Vreeland formarían un equipo que cambiaría Harper´s Bazaar por completo, desde el diseño editorial hasta las grandes fotografías de Richard Avedon, Irving Penn, Martin Munckasci, Robert Frank, entre otros. Cada año volvía a Francia para incorporar savia nueva al diseño. La elegancia y la innovación fueron las claves de éxito de la revista en esos años, marcando una diferencia con el resto.

A finales de los años 30 fotografió varias compañías de ballet, con las cuales publicó su libro Ballet en 1945, que contiene 104 fotografías realizadas con una cámara Contax de 35 mm sin flash y a velocidad lenta, para capturar los momentos mágicos del ballet.

Brodovitch estuvo más de 20 años en el cargo de director de arte en Harper´s Bazaar, desde 1934 hasta 1958, donde problemas con el alcohol, la muerte de su esposa Nina y problemas de salud lo llevaron a dejar el puesto, aunque quizás fuera despedido.

En los último años de su vida, enfermo y sin mucho dinero, regresó a Francia para estar más cerca de sus familiares.

 

 

Referencias

 

 

Libros

1 comentario:

marcela dijo...

Me ha gustado tu página yo tengo una de fotógrafos mayoría internacionales, sin texto. Soy comisaría de fotografía e intento educar la mirada, simplemente.
1000 photographers blogspot

Publicar un comentario en la entrada