miércoles, 22 de marzo de 2017

Juan Cristóbal Cobo

Juan Cristóbal Cobo es un fotógrafo colombiano (nacido en Cali, vive en Bogotá) que realiza fotografía de calle en Bogotá y Nueva York.

 

© Juan Cristóbal Cobo

© Juan Cristóbal Cobo

 

 

Biografía

Juan Cristóbal Cobo nació en Cali y se trasladó a Nueva York siendo un adolescente. Sus primeras pasiones se centraron en el cine, pero después de 30 años como director de fotografía y director comercial, se encontró fuertemente atraído por el arte de la fotografía fija.

Estudió cine en la Universidad de Nueva York, ciudad donde vivió y trabajo por más de diez años. Como director de fotografía ha filmado siete largometrajes como Águilas no cazan moscas, La deuda, El rey, Esto huele mal, Yo soy otro), varios cortos (Hoy es un día distinto, Juntos no es suficiente y La serenata) y cientos de comerciales, siendo nominado en la categoría Mejor Fotógrafo para largometraje en los dos últimos Premios Nacionales de Cine en Colombia. En el área de la publicidad sus trabajos han sido frecuentemente premiados en festivales nacionales e internacionales, como el de mejor director de cine publicitario en El Ojo de Iberoamérica.

A diferencia del caos controlado de un estudio de cine, ahora encuentra la paz perdiéndose entre extraños, inmerso en entornos diversos y listo para capturar momentos espontáneos con el solo clic de su obturador. Desde 2013, esta nueva pasión ha sido su único enfoque y es el medio que le permite expresar mejor su voz interior.

Entre sus trabajos fotográficos podemos citar La 7ª sobre la calle principal y más histórica de Bogotá, que se extiende por muchos kilómetros a lo largo de la ciudad, cambiando drásticamente en vistas, olores y sonidos. Este trabajo se centra sólo en unas pocas cuadras del centro de la ciudad donde las cicatrices irregulares de los eventos históricos todavía están a la vista para que todos puedan ver. Está poblada por personas que recuerdan a los viejos Bogotá o Cachacos: políticos, hombres de negocios, artistas callejeros, vagabundos y solitarios que infunden al ambiente una extraña dosis de surrealismo. Ha estado fotografiando este tramo de la ciudad durante muchos meses, tratando de construir un retrato de esta calle, de esta ciudad, donde la desesperación y la esperanza no están en oposición, sino que coexisten entre sí.

En Otros ojos, reflexiona sobre el hecho de que, como las calles están inundadas de cámaras, el retrato se ha vuelto distante y anónimo, y su cámara es una mas entre los millones que inundan las calles convirtiéndome así en un espectador solitario que pasa desapercibido entre la multitud.

 

 

Referencias

 

 

Libros

  • En el café, con Sofía Oggioni Hatty.

No hay comentarios:

Publicar un comentario