lunes, 28 de diciembre de 2009

Brassaï

Brassaï es el pseudónimo de Gyula Halász (nacido en 1899 en Brassó, Hungría en aquel entonces y hoy Rumanía, y fallecido en 1984 en Eze, Alpes-Maritimes, Francia), fotógrafo húngaro (escritor, escultor y también cineasta) conocido por su trabajo desarrollado en París, ciudad donde desarrolló su carrera y donde está enterrado.

El trabajo de Gyula Halász y su amor por París, cuyas calles recorría asiduamente de noche, le llevó a la fotografía. Más tarde escribiría que la fotografía le permitía atrapar la noche de París y la belleza de las calles y jardines, bajo la lluvia y la niebla.

(c) Brassaï

 "La noche sugiere, no enseña. La noche nos encuentra y nos sorprende por su extrañeza; ella libera en nosotros las fuerzas que, durante el día, son dominadas por la razón..."

Cronología:

  • De joven, Gyula Halász estudió pintura y escultura en la Academia de Bellas Artes de Budapest antes de alistarse en un regimiento de caballería del ejército austrohúngaro hasta el final de la Primera Guerra Mundial.
  • En 1920 Halász se estableció en Berlín donde trabajó como periodista y estudió en la Academia de Bellas Artes de Berlín-Charlottenburg. Frecuentó los círculos formados en torno a Lázló Moholy-Nagy, Vasili Kandinski y Oscar Kokoschka.
  • En 1924 se trasladó a París donde vivió el resto de su vida. Empezó a aprender francés leyendo la obra de Marcel Proust y, viviendo entre los numerosos artistas del barrio de Montparnasse, empezó a trabajar como periodista. Pronto estableció amistad con Henry Miller, Léon-Paul Fargue y el poeta Jacques Prévert.
  • Trabajando como periodista, solicitaba fotografías para acompañar sus artículos a fotógrafos como André Kertész. Hasta 1930 no se decide a realizar sus propias fotografías.
  • Usando el nombre de su lugar de nacimiento, Gyula Halász se hizo conocer con el pseudónimo de "Brassaï", que significa "de Brassó". Brassaï capturó la esencia de la ciudad en sus fotografías, publicando su primer libro fotográfico en 1933. Sus esfuerzos tuvieron gran éxito, siendo llamado "El ojo de París" en un ensayo por su amigo Henry Miller.
  • Además de fotos del lado sórdido de París, también produjo escenas de la vida social de la ciudad, sus intelectuales, su ballet y grandes óperas. Fotografió a muchos de sus amigos artistas, incluidos Salvador Dalí, Pablo Picasso, Henri Matisse, Alberto Giacometti y a muchos de los prominentes escritores de la época como Jean Genet y Henri Michaux.
  • Brassaï también escribió diecisiete libros y numerosos artículos, incluyendo la novela Histoire de Marie en 1948, que fue publicada con un prólogo de Henry Miller.
  • En 1956, su película Tant qu'il aura des bêtes ganó el premio a la película más original en el Festival de Cannes
  • A partir de 1961 dejó la fotografía y se dedicó a la escultura.
  • Sin duda una de sus obras de mayor interés es Conversaciones con Picasso (1964), artista al que fotografió en innumerables ocasiones y con el que le unía una especial amistad y una sincera admiración mutua.
  • En el 1978 ganó el Gran Premio Nacional de la Fotografía de París.
  • En 2000, una exposición de 450 de sus obras fue organizada con la ayuda de su viuda, Gilberte, en el centro Georges Pompidou de París.

 

Podemos encontrar más información de su obra en la red en:

 

 

Etiquetas de Technorati:

1 comentario:

Lucho dijo...

Me gustan mucho las fotografías de Brassai, pero también me gusta su actitud. Cuando iba a hacer un retrato, iba y pasaba rato con el retratado; tomaban onces, o comían algo, conversaban mientras miraban algunas imágenes u oían música (aunque el retratado fuera músico), durante largo rato. En algún momento del encuentro, simplemente decía algo así como: "Un momento, con permiso". Y sacaba la cámara y tomaba una foto en seguida. UNA SOLA FOTO. Sin demora. Que distinto de los miles de ridículos que tiran pila de fotos a los retratados, diciéndoles "Ahora muévete para allá, mirá para acá" etc. Y gastan pila de minutos "arreglando la cámara" y poniéndole la pilita y la lucecita y que se yo: ¡Qué vergüenza! ¡¡¡Bravo por Brassai!!!

Publicar un comentario en la entrada