Margaret Bourke-White fue una fotógrafa americana (nacida en el Bronx de Nueva York en 1904 y fallecida en Stamford, Connecticut, en 1971) pionera como mujer en muchos campos de la fotografía.

 

(c) Margaret Bourke-White

 

La fotografía es una cosa muy sutil. Debes dejar que la cámara te lleve de la mano y te guíe hacia tu objetivo.

Las fotos pueden ser bellas. Pero también deben decir la verdad.

Biografía

Hija de un judío y de una irlandesa, heredó de su padre (ingeniero e inventor) la perfección y la técnica y de su madre una gran capacidad de auto superación, cualidades que marcaron positivamente su vida. Se interesó por la fotografía cuando estudiaba en la Universidad de Cornell.

Fue alumna de Clarence H. White en la Universidad de Columbia y después abrió su estudio en Cleveland donde se especializó en la fotografía arquitectónica. Fue la primera mujer en ser contratada para fotografía industrial y contribuyó a mejoras en los flash de entonces, consiguiendo luces blancas con antorchas de magnesio.

En 1929 fue contratada por la revista Fortune (primera mujer contratada como fotoperiodista). Era una mujer de izquierdas que hizo varios viajes a la antigua Unión soviética (URSS). En 1930 fue el primer fotógrafo occidental admitido. A consecuencia de ello, en 1931 publicó «Eyes on Russia«. Profundamente sensibilizada por la depresión en su país llegó a interesarse por la política.

En 1935 fue contratada como fotoperiodista en la revista Life, siendo también la primera mujer en serlo, y una foto suya fue la primera portada en 1936. Se casó con Erskine Caldwell en 1939 y fueron los únicos periodistas extranjeros en la ocupada URSS tras la invasión del ejército alemán en 1941. Fue la primera corresponsal de guerra y la primera en ser permitida trabajar en zonas de combate y uno de los primeros fotógrafos en documentar un campo de concentración.

Torpedeada en el Mediterráneo, atacada por la Luftwaffe, bombardeada en Moscú, superviviente de un accidente de aviación, era conocida en Life como «Maggie la indestructible«. Tras la Segunda Guerra Mundial se interesó por la campaña de la no violencia impulsada por Gandhi, fotografiando a éste con su rueca, a Mohammed Ali Jinnah sentado y documentó las consecuencias de la partición India-Paquistán. También documentó el apartheit de Sudáfrica y la Guerra de Corea.

Enferma de Parkinson, abandonó a la fuerza la fotografía y se dedicó a escribir su autobiografía «Portrait of Myself«, que fue un bestseller y se sometió a revolucionarias operaciones, la primera fue un éxito y la segunda la dejó sin habla.

 

 

Referencias