Margarita Mavromichalis es una fotógrafa griega (vive en Londres) que se siente atraída por la fotografía callejera y los elementos que evoquen emociones y sorpresas en nuestra vida cotidiana. Además, le apasiona documentar eventos actuales sobre los que se siente interesada por su impacto social.

Am I dreaming? © Margarita Mavromichalis

Am I dreaming? © Margarita Mavromichalis

Biografía

Margarita Mavromichalis proviene de una familia de diplomáticos griegos y ha pasado su vida viviendo y viajando por todo el mundo, mudándose de un país a otro, cada tres o cuatro años. Habla cinco idiomas y estudió traducción e interpretación, pero a ella le gusta pensar que la fotografía es su segundo idioma, un idioma universal, entendido por todo el mundo y que transmite mensajes de la manera más poderosa. Su padre era un ávido fotógrafo y siempre hizo fotos y eso despertó el temprano interés de Margarita en la fotografía. Cuando él se dio cuenta de lo apasionada que estaba por la fotografía le regaló todo su equipo Nikon.

Ella se mudó desde Los Angeles a Nueva York en 2009 y continuó sus estudios en el International Center of Photography, donde también trabajó como asistente de enseñanza.

Su interés por la fotografía callejera surgió de forma natural, ya que siempre busca una presencia humana en sus imágenes, pues la gente agrega una energía muy fuerte a la imagen. Considera que la fotografía callejera es el género más desafiante, y le encanta el desafío. El mundo se convierte en tu escenario y no hay mucho que uno pueda controlar, ni la luz ni las personas.

Regresó a Grecia de 2013 a 2016, donde dedicó la mayor parte de su trabajo a cubrir la crisis de refugiados en la isla de Lesbos, en un momento en que la crisis estaba en su apogeo, y sintió la responsabilidad social de usar su cámara para registrar la difícil y traumática situación de tanta gente. Es su único trabajo en blanco y negro.

Actualmente vive y trabaja en Londres, una ciudad diversa y divertida donde ocurren eventos interesantes que documentar, como el Brexit, las protestas climáticas, y la cultura inglesa tan particular y maravillosa a su manera, que le han permitido producir un cuerpo de trabajo bastante humorístico e inspirador, que espera concluir antes de que comience una nueva etapa en cualquier otro lugar del mundo.

Viaja sola o con algún amigo fotógrafo dos o tres veces al año durante algunas semanas para centrarse en producir trabajo sin distracciones. Así ha visitado la India los últimos ocho años, Cuba, Etiopía, Vietnam, Laos, Camboya y China.

Su trabajo se ha exhibido en exposiciones en Nueva York, Boston, San Diego, The Museum of the City of New York, Brooklyn Historical Society Museum y más recientemente en Budapest, Atenas, París, Berlín, Barcelona y Londres. Ganó el Premio Pollux en 2016, el 12º Julia Margaret Cameron en 2018, fue nominada para el Prix Pictet Hope Award de 2019 y ha tenido premios en la reciente 15ª edición del Julia Margaret Cameron en 2020.

Referencias