Boleslaw Senderowicz fue un fotógrafo argentino (nacido en 1922 en Lodz, Polonia, fallecido en 1994 en Argentina) que trabajó durante casi cincuenta años como referente de la fotografía de moda y la publicidad argentina gracias a una innovadora combinación de sofistificación estética, sentido del humor y escenarios poco convencionales.

© Boleslaw Senderowicz

© Boleslaw Senderowicz

 

Biografía

Boleslaw Senderowicz llegó a Argentina con dos años de edad, cuando su familia emigró de su Polonia natal a Argentina. Con pocos recursos al inicio, se compró su primera cámara con 15 años, estudió brevemente en la escuela de Bellas Artes y en el 45 fundó la revista Gaceta del Libro. Boleslaw encontró en la fotografía un oficio para dar sustento a su familia, pero antes de convertirse en fotógrafo profesional, trabajó en el Teatro del Pueblo y fue empleado del Banco Holandés.

En su formación fotográfica autodidacta fue fundamental el intercambio con sus colegas así como sus futuros viajes de investigación. Su formación en artes visuales, su gusto por la literatura y la música, lo vincularon con diversas personalidades y una heterogeneidad de trabajos. Con el tiempo eligió nacionalizarse argentino, reformular su identidad entre lo heredado y lo elegido, no volvió a hablar su lengua natal y, aunque era en general de pocas palabras, se expresaba en un cuidado español.

Desde finales de los años 40, sus obras incursionaron en elevadas exigencias técnicas y estéticas. Con los años su estilo fue ganando identidad y prestigio. Amigo de Annemarie Heinrich y de Anatole Saderman, a quien consideraba su maestro, trabajó durante casi cincuenta años como referente de la fotografía de moda y la publicidad gracias a una innovadora combinación de sofisticación estética, sentido del humor y escenarios poco convencionales, trasladando a las modelos a locaciones exteriores, creando disonancias entre las características del entorno y el glamour de los diseños.

Pero además de todo esto, la figura de Senderowicz fue fundamental para la jerarquización de la fotografía como actividad artística y profesional, participando en colectivos como el Foto Club Buenos AiresLa Carpeta de los Diez, una agrupación de fotógrafos, en su mayoría provenientes de Europa, que entre 1952 y 1959 se reunía en Buenos Aires con el objetivo de impulsar la experimentación modernista en el interior de un ambiente conservador, y la Asociación de Fotógrafos Publicitarios de la Argentina.

Trabajó para la Editorial Abril (revistas Corsa, Siete Días) y para la revista femenina Claudia. También inmortalizó un abanico de rostros de estrellas y personalidades del espectáculo. Hacia fines de los años 60, en el contexto de consolidación del consumo moderno en Argentina, Estudio Senderowicz fue el responsable de campañas para un gran número de marcas argentinas y multinacionales que formarían parte central de la memoria colectiva de varias generaciones, cuyos gustos y consumos contribuyeron a moldear.

Bolek para la familia y Sender para sus compañeros, instaló el primer laboratorio color que hubo en la ciudad de Buenos Aires. Era primordial en su trabajo la manipulación de negativos: re-encuadres, retoques y fotomontaje. Senderowicz investigó el desarrollo de la especificidad técnica con un trabajo minucioso y detallista, de matices lumínicos con exquisita sensibilidad.

Una retrospectiva de su obra se exhibió en 1990 en la Fotogalería del Teatro San Martín, cuando la dirigía Sara Facio. Casi dos décadas desde la muerte de Boleslaw, con la muerte de Andrés, su hijo mayor, su archivo, compuesto por 10 cajones de madera con 102.000 negativos ensobrados, ordenados y numerados, con sus fechas selladas en tinta, y 32 cajas con contactos, pruebas y copias en papel, llegó a las manos de su nieta la pintora Paula Senderowicz, que organizó un grupo multidisciplinar para poner en valor, digitalizar y difundir la obra de Senderowicz, un conjunto de imágenes que capturaba, desde el núcleo simbólico del consumo, los vaivenes melodramáticos del sueño desarrollista argentino.

La obra de Boleslaw se ha mostrado en las recientes exposiciones grupales Mundo Propio y La unión hace la fuerza. Paula ha publicado el libro Boleslaw Senderowicz. Fotógrafo, y ha expuesto su trabajo Senderowicz, fotógrafo y pintora, donde Paula altera las imágenes de su abuelo con capas de color, enmascaramientos y diversos tratamientos a partir de su reelaboración crítica.

Referencias

Libros

  • Mundo Propio. Fotografía moderna argentina 1927-1962.
  • Boleslaw Senderowicz. Fotógrafo, 2020.