JM Ramirez-Suassi es un fotógrafo español (nacido en 1970 en Mallorca, vive y trabaja en Madrid) cuya fotografía, que a primera vista parece encajar perfectamente en la gran nada, implica muchas visitas a los mismos paisajes para observar el cambio año tras año. Su obra ocupa una posición ambigua en algún lugar entre el retrato y el paisaje social.

 

© JM Ramirez-Suassi

© JM Ramirez-Suassi

Regreso siempre a los mismos lugares, una y otra vez, hasta que me acostumbro a una especie de ciclo de ilusión, desencanto y reincidencia en el que soy capaz de entenderme a base de imágenes.

Biografía

Joan Miquel Ramírez-Suassi es un fotógrafo autodidacta que expone su obra artística en Europa y Estados Unidos. No es una persona muy habladora, y para él la fotografía afirma el silencio como respuesta al acoso verbal de su conciencia. Se hace preguntas que la mayoría de la gente evita y cuyas respuestas las encuentra en la fotografía, un espejo que no se deforma ni altera, simplemente muestra lo que hay: la imperfección. Y la fotografía analógica le permite no sólo la imperfección, sino también la sorpresa.

Sus serie Peripheries, Wrong side of the road, Faith and mirage y Mountains facing our town documentan las afueras de las ciudades de Madrid y Ciudad de México. Sin embargo, su trabajo más reciente (Eden, The Days of the Barber’s Winding Sheet y Uterus or invisibility) también enfatiza las tomas aparentemente casuales de su familia y amigos.

En One Eyed Ulysses propone un viaje serpenteante donde la soledad, la melancolía y los encuentros con la muerte y la naturaleza en entornos marginales van pasando. El objetivo de este fotolibro no es documentar una época específica, sino resumir la experiencia humana para que podamos contemplar sus imágenes en un plano igual y desde el mismo punto de vista desde el que las observamos.

Ramírez-Suassi es una persona muy solitaria. Quizá por eso busca personas solitarias para los retratos. Deambula por las calles donde hay mucha gente sin hogar, algunos le conocen, otros no. Siempre trata de ganarse su confianza. Y busca aquellos en los que el paso destructivo del tiempo es evidente, como en un paisaje fragmentado y erosionado.

Sabemos que en la fotografía, lo importante sucede en un momento. Por ello, siempre vuelve a los lugares que le han inspirado. Incluso si has tomado una buena fotografía, no significa que no puedas o no debas volver al mismo lugar. La posibilidad de hacer una mejor fotografía es lo que te empuja hacia este lugar. Desafortunadamente, las fotografías que más recuerda son las que no pudo hacer. El atisbo de luz, o aquel gesto, se fueron para siempre.

Referencias

Libros