Juan Brenner es un director artístico y fotógrafo guatemalteco (vive y trabaja en Ciudad de Guatemala) que trabajó en la fotografía de moda en Nueva York 10 años y que realiza proyectos personales en su Guatemala natal.

 

© Juan Brenner

Después de decidir que Pedro de Alvarado iba a ser la figura principal de mi proyecto, empecé a buscar cadenas de oro y anillos. Tenía la intención de obtener imágenes de eso: necesitaba oro. El oro se hizo muy importante en el proyecto, ya que Alvarado era tan intenso en conseguirlo. Vino aquí por error pensando que había enormes cantidades de oro como en Perú y México; sin embargo, no había ninguno. Entonces, el momento en que rodé el primer retrato de «dientes de oro», ahí es donde mi visión se volvió sólida y entendí cómo tenía que proceder.

Biografía

Juan Brenner supo al final de su adolescencia que quería ser artista, probando de todo: música, escritura, pintura … hasta que, por accidente, cayó una cámara en sus manos y la fotografía le dio una válvula de escape aceptable. Exploró referencias locales en su país, pero no las encontró pues el ecosistema visual de Guatemala no le brindaba lo que su desarrollo como artista requería. Necesitaba conocer el mundo, huir, crear y destruir. Nueva York fue el lugar ideal para esto y vivió allí entre 1998 y 2008, logrando convertirse en un fotógrafo de moda profesional e integrarse en una super-competitiva industria que devora todo lo que toca. Sus imágenes de moda han sido publicadas en revistas internacionales como Nylon, People, Oyster, L’Uomo Vogue y Anthem, entre otras.

Pero la frenética vida de la gran manzana le absorbió y le atrajo hacia su lado más oscuro. Así que decidió volver a casa. Ahora dirige un pequeño estudio de dirección de arte en Ciudad de Guatemala, mientras asume proyectos personales de fotografía y musicales como DJ.

Es miembro fundador de Proyectos Ultravioleta, una plataforma multifacética para la experimentación en el arte contemporáneo, formada en el 2009 y situada en la Ciudad de Guatemala, que se dedica a la producción de exposiciones de arte, proyectos multidisciplinarios, foros de discusión, conciertos recios, happenings, intervenciones en el espacio urbano y formatos de intermediación con otros proyectos locales y externos.

A mediados de 2017 su proyecto MAC (en colaboración con Byron Marmol) fue incluido en el libro CLAP, 15 años de los mejores libros de fotografía latinoamericana publicados por 10X10 Books en Nueva York. Su obra forma parte de colecciones en Bélgica, Japón, Australia, Italia, Estados Unidos, Colombia y Suecia, y sus publicaciones fotográficas (MAC1, MAC 2 y Tetano) forman parte de la biblioteca permanente del MOMA y de la colección TATE.

Ha participado en numerosas exposiciones en grupo como  como Tirana Biennale 1 (2001), Beauty without Irony en Bélgica (2004), Young and Cool en Siren Fine Arts (2005), Maculino/Feminine en CCE Guatemala (2008), UV en Despacio en Costa Rica (2010), Los Padres la Distancia y El Speed de Ultraviolet Projects (2010), Me asusta pero me gusta en Diablo Rosso Panama (2011), X Bienal de Monterrey (2012),  Esto es en Totonicapán (2014), ECO Santos Brasil (2015) y Goncaga en Antithesis Panama (2017).

En su proyecto más actual, Tonatiuh (Dios del sol), realiza un estudio visual en profundidad de la sociedad guatemalteca actual desde la perspectiva del mestizaje y de las consecuencias derivadas de la conquista española, en lo que tiene que ver con la formación de una sociedad compleja, segregada y profundamente afligida. Brenner visitó mas de 50 pueblos en Guatemala siguiendo los pasos del conquistador Pedro de Alvarado, lo que lo acercó a sus raíces ancestrales. Sus imágenes son líricas y están estrechamente enfocadas con simbolismo y metáforas. El libro resultante fue preseleccionado para el Paris Photo/Aperture First Book Prize.

El proyecto tuvo su génesis en 2015. Brenner es un guatemalteco de clase media, que domina el inglés y ha vivido en Nueva York, y que había huido de sus orígenes, su país y la historia de Guatemala hace muchos años. Pero viajando por Perú y Ecuador tuvo atisbos de su poder indígena, su igualdad y unidad que le hicieron poner en perspectiva la realidad y la situación actual de la mayor parte de la población de Guatemala. Después de investigar y dar muchas vueltas a la idea eligió el momento de la conquista española como la idea detonante de su proyecto, y la figura de Pedro de Alvarado como encarnación humana del poder, la sed, la ambición y la actitud despiadada contra el nuevo mundo, comportamientos que todavía afectan a la sociedad guatemalteca 500 años después aquel hecho.

Referencias

 

Libros