sábado, 10 de marzo de 2018

Danielle Houghton

Danielle Houghton es una fotógrafa irlandesa (nacida en Dublín en 1969) que realiza fotografía de calle. Le gusta explorar nuevas formas de documentar las calles en las que vivimos, donde una "calle" puede ser más que la definición tradicional y puede abarcar cualquier lugar donde se encuentre la vida.

© Danielle Houghton

© Danielle Houghton

Con una cámara en mi mano, en mi adolescencia me encontré automáticamente haciendo fotos de extraños sin saber realmente por qué. Después de un largo descanso, ahora me encuentro haciendo lo mismo, pero esta vez con un nombre y una comprensión de mi locura. Me gusta apreciar lo extraño en lo mundano y encontrar que la vida suburbana puede ser muy peculiar. En Dublín, suelo fotografiar en la costa, en parques o incluso desde la ventanilla de mi coche. Si bien las configuraciones visualmente agradables son muy importantes para mí, la verdadera belleza de la fotografía proviene de la singularidad de las personas y de esos momentos que no se pueden repetir.

Biografía

Danielle Houghton se apasionó por la fotografía en su adolescencia, cuando su hermano empezó a revelar fotografías en blanco y negro en una alcoba de casa. Pensó que sería divertido aprender los conceptos básicos y asistir a un curso nocturno. En una salida de campo, con sus primeros rollos de película, todos los demás hicieron fotografías de arquitectura y naturaleza mientras ella perseguía a dos tipos en una motocicleta. Era fotografía callejera sin saberlo.

Con el paso de los años, mientras viajaba y disfrutaba de todo tipo de fotografías, siempre sintió la atracción de capturar a extraños que no posaran. Sin embargo, la vida siguió su curso y su cámara de película murió, así que dejó de hacer fotografías muchos años hasta que en 2010 le llegó un correo electrónico con una invitación general a participar en un evento de un año llamado Street Photography Now Project (SPNP). Como amablemente les  dieron una cámara digital, ella y su marido pensaron que sería divertido participar y así comenzó su retorno a la fotografía de calle ya de una forma consciente y desde entonces ha sido muy activa en la comunidad online de los fotógrafos de calle. Actualmente es miembro del colectivo de fotografía de calle Observe

La fotografía de calle, para aquellos que la disfrutan, es una maravillosa celebración de personas, lugares y momentos en el tiempo. Nuestra rica cultura visual histórica tendría lagunas decepcionantes si la fotografía callejera no se hubiera practicado desde los primeros días del medio. Sin embargo, siempre habrá personas que cuestionen si es ética o no.  Danielle respeta el derecho de una persona a decir que no y borra la foto si se lo piden, pero cree que los niños deberían poder incluirse en la fotografía de calle ya que son parte del rico tapiz de la vida.

Sus imágenes tienen el humor fortuito de Matt Stuart y, como Martin Parr, sus fotografiados son vistos como dignos ciudadanos del mundo atrapados a mitad de camino mientras pasan por la vida. Fotografía en entornos poco tradicionales de la ciudad, en parte por necesidad y también porque Dublín no está en absoluto construido en un sentido tradicional, por lo que puede parecer bastante suburbano, incluso en el centro. En sus imágenes, trata de reflejar lo que ve en su vida cotidiana y mostrar cómo se puede practicar la fotografía callejera en cualquier lugar en que uno se encuentre.

Actualmente se ha convertido en una referencia en la escena de la fotografía de calle en Irlanda. Su trabajo ha sido expuesto en Irlanda, Inglaterra, Francia. Alemania y los Estados Unidos. Fue finalista en los 2013 International Street Photography Awards, ganadora del concurso de fotografía urbana Urban Picnic 2013, el Irish Times le otorgó el premio Amateur Photographer of the Year 2015.


Referencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario