miércoles, 15 de noviembre de 2017

Deb Achak

Deb Achak es una cineasta y fotógrafa estadounidense (nacida en 1968  en Montclair, New Jersey, vive y trabaja en Seattle, Washington) cuya fotografía artística explora elementos naturales como el agua y los prados, elementos de la tierra con composiciones limpias y simples destinadas a calmar y relajar. Sus hijos también son un tema creciente de su obra. Su trabajo cinematográfico incluye películas de recuerdos de su vida y su familia, así como una serie de películas sobre el proceso de artistas contemporáneos que admira.

The Queue © Deb Achak

The Queue © Deb Achak

A través de la fotografía, he descubierto que lo simple y mundano puede ser elocuente y poético. La fotografía para mí se ha convertido en un camino hacia la atención plena y la gratitud.

Biografía

Deb Achak se crio en New Hampshire, tiene un master en trabajo social y es una fotógrafa y cineasta autodidacta, siempre en proceso de aprendizaje.

Su fotografía expresa su amor por la narración visual y el retrato ambiental. Así fotografía los temas que más le apasionan: su familia, su hogar, sus viajes, la belleza cotidiana. Y como el fotógrafo a menudo está ausente del cuadro, intenta incluirse  a ella mismo en los recuerdos que crea, con autorretratos y películas de cápsulas del tiempo.

Sus fotografías se han expuesto en Black Box Gallery en Portland, Sante Fe Photographic Workshops en Sante Fe, SE Center for Photography en Greenville  y Vermont Center for Photography en Brattleboro, además de sus exposiciones en solitario Introducing the Works of Deb Achak en Winston Wächter Fine Art y EBB and FLOW en Red Ticking, ambas en Seattle y en 2017.

En su serie She Told Us To Trust Our Intuition, pero también en All the colors i am inside y EBB AND FLOW explora el color, la textura y la poesía del océano. A través de la fotografía, Achak tiene el poder de detener el movimiento del agua. Mientras nada con su cámara, busca la interacción entre su lente y el movimiento del agua, tratando de capturar ese momento en el que su cámara, su intuición y el mundo natural están perfectamente alineados. A veces busca sujetos humanos, suspendidos en broma o en nubes de agua como sueños. En otras ocasiones, son los detalles arriba y debajo de la superficie los que capturan su imaginación. Con composiciones limpias y sencillas, evoca el poder y el misterio del agua e invita al espectador a experimentar sus propias emociones y recuerdos del mar.
 

 

Referencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario