sábado, 31 de diciembre de 2016

Tomás Monserrat

Tomás Monserrat fue un párroco y fotógrafo español (nacido en Lluchmayor, Mallorca, en 1873, fallecido en 1944) cuya obra tiene un gran valor antropológico y social, dejando un legado que hoy es testimonio de las costumbres, vestimentas y aspectos físicos de una época, un ejemplo de crónica social realizada en un microcosmos rural.

 

Tomás Monserrat

Tomás Monserrat

 

 

Biografía

Tomás Monserrat i Ginart fue un párroco mallorquín, que estudió en el Seminario Conciliar de San Pedro de Palma y potenció las asociaciones católicas de su pueblo, donde siempre residió. Fue maestro de L’Escola Catòlica del Pòsit de Nova Creació. Aficionado a la fotografía, se sabe que su primer contacto con una cámara se remonta a sus años en el seminario.

Además de maestro, estaba interesado y abierto a todas las materias, pero especialmente a la física, la mecánica y la carpintería. Realizó marcos para cuadros y torneados. También elaboró ​​dos moldes monumentales de los mapas de Mallorca y España en relieve. Encuadernaba libros, embalsamaba animales. Otra obra suya fue un reloj de sobremesa de hierro fundido. También montó una radio de galena y llegó a grabar en un disco la voz de sus padres rezando el rosario.

Monserrat no fue realmente un fotógrafo, simplemente era un aficionado, y por ello, más que la calidad de las fotografías o los procedimientos y técnicas que utilizó, lo que interesa es el valor documental de una sociedad que ya desapareció. Situado al margen de cualquier corriente estética, utilizaba el mismo encuadre, realizando las fotos en el mismo rincón del patio, con similares elementos decorativos y a primera hora de la tarde.

Para el retrato de personajes, fotografías realizadas casi siempre en domingo y en el patio de su casa, recreó artesanalmente los decorados típicos de un estudio profesional. Cubría el suelo con una tela de damasco y fotografiaba a sus feligreses posando ante una colcha floreada con objetos al fondo (un reloj, una silla con dos libros, un ave disecada...).

En las fotografías que tomó en exteriores, los modelos posaban en las puertas de sus casas, acompañados  de aquello que mejor los caracterizaba: sus vestimentas de trabajo, el animal de compañía, la bicicleta. También fotografió paisajes y fiestas populares de su localidad. Algunas de sus imágenes se publicaron en la sección de noticias locales del semanario Lluchmayor.

La mayor parte de la obra, materiales y decorados utilizados por Monserrat ha desaparecido. El fotógrafo mallorquín Toni Catany recuperó unas 150 placas de cristal de 9×12 y 13×18, que reprodujo en el libro Tomàs Monserrat. Retratista d’un poble, 1873-1944. Actualmente la Fundación Toni Catany acoge el legado y la casa de Monserrat.

 

 

Referencias

 

 

Libros

No hay comentarios:

Publicar un comentario