lunes, 15 de diciembre de 2014

Clementina Hawarden

Lady Clementina Hawarden fue una fotógrafa escocesa (nacida el 1 de junio de 1822 en Cumbernauld, cerca de Glasgow, fallecida en South Kensington, Londres, el 19 de enero de 1865) que obtuvo un notable reconocimiento como fotógrafa en la Era Victoriana, a pesar de su prematura muerte. Es considerada una precursora de la fotografía de moda.

 

Lady Clementina Hawarden

Lady Clementina Hawarden

 

 

Biografía

Clementina Elphinstone Fleeming fue la quinta de hija del famoso almirante Charles Elphinstone Fleeming, conocido por su participación en las guerras de liberación de Venezuela y Colombia (1811 a 1825). Su madre, Catalina Paulina Alessandro, era una “belleza exótica” de Cádiz, que tenía 26 años menos que su marido.

Se casó en 1845 con el cuarto vizconde de Hawarden, Cornwallis Maude, viviendo en Londres hasta 1857 cuando se mudaron a la finca que la familia tenía en Dundrum, Irlanda. Lady Clementina Hawarden y su esposo tuvieron diez hijos, dos niños y ocho niñas, de los cuales ocho sobrevivieron a la edad adulta.

Es probable que comenzara a experimentar con la fotografía a partir de 1857, realizando inicialmente fotos estereoscópicas de paisajes en los alrededores de la finca. Pero en 1859 cuando la familia regresó a Londres, comenzó a fotografiar a sus hijas adolescentes en un estudio que se montó en el primer piso de su lujosa casa. La vizcondesa sentía gran pasión por el arte de la composición teatral y la luz que supo retratar con maestría.

Como puede comprobarse, al mismo tiempo que Lady Clementina se dedicaba a la maternidad, se convirtió en una prolífica fotógrafa, produciendo unas 800 fotografías, la mayor parte de sus hijas adolescentes. En 1863 expuso por primera vez su trabajo en la Photographic Society of London y repitió exposición al año siguiente. En ambas oportunidades fue galardonada y muy aplaudida, pero no pudo recoger sus medallas, al morir prematuramente de neumonía a la temprana edad de 42 años. Se cree que su muerte estuvo relacionada con la prolongada exposición a los productos químicos fotográficos de la época que le debilitaron su sistema inmunológico. Trabajaba con negativos de colodión húmero y copias en albúmina.

Sus fotografías representan la vida de una familia victoriana de clase alta. Las posturas, muchas veces provocativas de sus hijas, fueron muy criticadas. La sociedad victoriana estaba molesta por la idea de la sexualidad en la adolescencia, tema explícito en la obra de la vizcondesa.

Al crear estas imágenes enigmáticas, replanteó nuevos retos al arte de la fotografía. Es por ello que está considerada por algunos especialistas como la primera artista de la imagen fotográfica.

A Lady Clementina Hawarden le gustaba utilizar la luz natural para hacer sus fotografías. En su momento esto fue visto como algo “atrevido” y novedoso; colocaba espejos para reflejar la luz y los utilizaba para explorar la idea de “el doble”. También, como otros fotógrafos, utilizó una cámara estereoscópica para producir impresiones individuales. Su trabajo confunde a veces lo contemporáneo con la fantasía teatral.

Oscar Rejlander y Lewis Carroll fueron admiradores de su obra, que tiene semejanzas y diferencias con la de su coetánea Julia Margaret Cameron.

Su prematura muerte hizo que pronto fuera olvidada. Una colección de 775 de sus retratos fueron donados al Victoria and Albert Museum de Londres en 1939 por su nieta, Clementina Tottenham. Las fotografías fueron arrancadas de los álbumes familiares por razones aún poco claras, lo que explica las características esquinas rotas de la obra de Hawarden.

 

 

 

Referencias

 

 

 

Libros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada