domingo, 26 de octubre de 2014

Ricarda Roggan

Ricarda Roggan es una fotógrafa alemana (nacida en 1972 en Dresde, vive y trabaja en Leipzig) que, con sus intensas, duras y sofisticadas imágenes de naturaleza muerta, trasciende el documental para investigar las conexiones entre la memoria y las construcciones espaciales. Su  trabajo ha evolucionado para incluir procesos artísticos e interacciones con el medio ambiente que retrata.

 

 

© Ricarda Roggan

© Ricarda Roggan

Mis fotografías no pretenden contar historias. Yo sólo quiero hacer fotos.

 

 

 

Biografía

Ricarda Roggan estudió en la Hochschule für Grafik und Buchkunst  de Leipzig, y después estudió fotografía con el profesor Timm Rautert, con el que también realizó un master. También estudió en el Royal College of Art de Londres.

Su obra más característica son viejas mesas y sillas en salas aisladas de la antigua Alemania Orienta, habitaciones abandonadas o claustrofóbicos áticos, que prepara cuidadosamente e incluso renueva. Sus imágenes no cuentan historias, sino que son indicativas de las múltiples historias que rodean el colapso de la antigua RDA, donde los objetos y arquitecturas viven en esculturas conmemorativas como objetos obsoletos tras el fracaso del sistema político.

Roggan realiza sus crudas y conceptuales series con una cámara de gran formato, lo que permite que cada detalle sea siempre visible, aunque esta precisión extrema no dé más información sobre lo fotografiado.

Como ejemplo, en la serie Garage (2008) muestra imágenes frontales de restos de automóviles. Estos coches nunca obtendrán una nueva vida, pero se dejan ver como víctimas antropomorfizadas de eventos desconocidos, llenos de rasgos humanos y emociones que transmiten una atmósfera inquietante de muerte, trauma y posibilidades.

Schacht (2006) es una serie de 9 fotografías de claustrofóbicas habitaciones de ladrillo vacías que casi podrían pasar por cubos blancos, pero que en realidad son habitaciones de ventilación en una planta de algodón hilado en desuso en el este de Alemania.

Set/Reset tiene su origen en un viaje a Chipre donde encontró algunas máquinas de juegos de arcade cubiertas de polvo en un bar incendiado.

Desde 2007 ha comenzado a trabajar al aire libre para tornar su trabajo hacia el género del paisaje pero con su propio estilo. En la serie Sedimente fotografió formaciones de rocas, restos de canteras artificiales, que muestran al espectador espacios duros casi abstractos. En Baumstücke, es la propia artista la que deja sus huellas en la naturaleza y prepara la imagen con su perfeccionismo habitual.

Ha realizado numerosas exposiciones en solitario y en grupo, ha obtenido diversos premios y su obra forma parte de colecciones públicas y privadas.

 

 

 

Referencias

 

 

 

Libros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada