sábado, 23 de agosto de 2014

Andrew Walmsley

Andrew Walmsley es un fotógrafo inglés que realiza fotografía de paisaje y sobre todo de naturaleza salvaje, que ha capturado imágenes de algunas de las especies más carismáticas e impresionantes de este planeta.

 

Bad Boys © Andrew Walmsley

Bad Boys © Andrew Walmsley

 

Biografía

Andrew Walmsley comenzó en serio con la fotografía en 2005, y su primer trabajo fue la creación de un catálogo de fotoidentificación de los delfines nariz de botella de la bahía de Cardigan. Este  proyecto se basó más en la investigación científica que en la producción de buenas fotografías, pero le abrió los ojos y se dio cuenta de que el camino de la vida al aire libre era su carrera.

Se trasladó para 6 meses a Nueva Zelanda, pero se encariñó con el travieso y entrañable loro de montaña, el kea, el destructor de limpiaparabrisas y otras cosas de los coches, debido a su naturaleza curiosa y sin control,  que les permite sobrevivir en uno de los entornos más difíciles en la Tierra. Aproximadamente 150.000 de estas aves fueron sacrificadas en los años 70 y 80, y  los 1.500 que sobreviven hoy en día, no son muy populares entre los lugareños a este día. Se unió a la Kea Conservation Trust y donó varias fotografías para ayudar a cambiar su imagen, con el objetivo de proteger a este "payaso de las montañas". Sus esfuerzos culminaron en un artículo en la revista BBC Wildlife.

A su regreso al Reino Unido, centró su atención en los primates. Los monos y los simios tienen un lugar especial en el corazón de la gente, pero casi todas sus especies están amenazadas principalmente por nuestra explotación de sus hábitats y de los propios animales. A través de contactos en Oxford Brookes University, ha pasado gran parte de los últimos dos años documentando la difícil situación de algunas especies: desde los lentos loris y macacos crestados a los orangutanes y los gorilas de montaña.

Walmsley es ahora más fotógrafo de conservación que puramente un fotógrafo de la naturaleza, ya que siente que las imágenes que captura deben ser utilizadas para ayudar a asegurar la supervivencia de los animales que fotografía en sus frágiles entornos.

Ha obtenido el Wildlife Photographer of the Year 2007 en la categoría Vida salvaje en jardín y urbana, y el Wildlife Photographer of the Year 2013 en la categoría Mamíferos, con Bad Boys.

 

 

Referencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada