jueves, 10 de julio de 2014

Nyaba Léon Ouedraogo

Nyaba Léon Ouedraogo es un fotógrafo africano (nacido en 1978 en Burkina Faso, vive y trabaja entre París y el este de África) que practica un novedoso tipo de fotografía basado en el reportaje de viaje y su enfoque diluye los límites entre el fotoperiodismo y la fotografía documental.

 

© Nyaba Léon Ouedraogo

© Nyaba Léon Ouedraogo

 

 

El objetivo era dar testimonio del presente, pues prefiero el sabor de lo real, del documental. En mis imágenes he buscado una actitud no neutral, pero natural, a fin de evitar que los sujetos traten de controlar su imagen, posando para la cámara. Los fotografié en sus lugares de trabajo, con una libertad de encuadre que es la mía. Quería dar una visión sintética del fenómeno.

 

 

 

Biografía

Nyaba Léon Ouedraogo era originalmente un prometedor atleta de pista (400 m.) pero una lesión le obligó a cambiar sus planes  y se convirtió en fotógrafo a través de la curiosidad; queriendo ver y entender el mundo. Trabajó como asistente del fotógrafo parisino Jean-Paul Dekers.

Co-fundó Topics Visual Arts Platform, galería en línea y herramienta de investigación visual.

Su trabajo ha sido presentado en numerosas exposiciones individuales (Galerie Particulière, París en 2012; 9th Rencontres de Bamako: Biennale Africaine de la Photographie, Bamako, Mali, en 2011; Children of Bahia, Angers, en 2009; On the Spot, París en 2006 and Contemporary Wheeling and Dealing, Marruecos en 2004) y colectivas y en publicaciones como USBEK & RICA. En 2010 fue finalista en el La Planète Manche International Prize. En 2011 fue el ganador del Union Européenne Prize y del Foundation Blachère Prize.

The Hell of Copper muestra el vertedero de Agbogbloshie Market de Acra, la capital de Ghana, convertida en los últimos años en uno de los principales destinos de los residuos electrónicos procedentes de Europa y Estados Unidos, donde desde el alba, y hasta la puesta del sol, decenas de ghaneses de entre 10 y 25 años se pasan los siete días de la semana desmontando viejos ordenadores y quemando sus componentes de plástico o de goma para recuperar el cobre, que será revendido a los nigerianos o a los indios que lo transforman, principalmente, en joyas baratas destinadas a Europa.

 

 

 

Referencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada