lunes, 24 de marzo de 2014

Miyako Ishiuchi

Miyako Ishiuchi es una fotógrafa japonesa (nacida el 27 de marzo de 1947 en la prefectura de Gunma) cuyas imágenes nos presentan el residuo agridulce del cambio inevitable. Su fuerza de carácter y una mirada sin concesiones ha dado lugar a algunos de los más poderosos trabajos del Japón de la posguerra. Su trabajo es extremadamente coherente y desarrollado de una manera determinada y distintiva; utilizando la cámara y todo su potencial estético para investigar la intersección de la política y los aspectos personales de la memoria, sin cesar de innovar, explorar y agitar durante toda su carrera, tanto en términos de ideas y de estilo.

 

© Miyako Ishiuchi

© Miyako Ishiuchi

 

 

No lo puedo dejar (hacer fotografías de cicatrices) porque son muy parecidas a una fotografía ... Son acontecimientos visibles, registrados en el pasado. Tanto las cicatrices como las fotografías son la manifestación de dolor por las muchas cosas que no se pueden recuperar y del amor a la vida como un recordado presente.

Hago fotografías para poder estar en el cuarto oscuro.

Estoy interesada en la manera en que el tiempo se graba él mismo en las cosas y en la gente.

Esta ciudad (Yokosuka) no era real, sino que fue creada por mi fotografía.

 

 

 

 

Biografía

Miyako Ishiuchi estudió textiles en la universidad y empezó a hacer fotografía en 1975. Su primer libro fue un estudio de Yokosuka, Kanagawa, donde creció. En Yokosuka Story comenzó su exploración a largo plazo de las huellas del tiempo. En 1979 fue galardonada con el premio más alto de Japón para la fotografía, el Kimura Ihei.

En su temprana trilogía Yokosuka Story, Apartment y Endless Night, trata de explorar la ciudad a través de los signos y la memoria. En una serie posterior titulada 1.9.4.7, con 40 años, fotografió las manos y los pies de mujeres de su misma edad. Después de terminar la serie, continuó fotografiando cicatrices y primeros planos de cuerpos de mujeres.

Su trabajo con impresiones de gran tamaño y mucho grano,  era característico de las fotografías de muchos fotógrafos de finales de los años 60 y 70 que escogieron el estilo are-bure o grano-desenfoque.

En la Bienal de Venecia de 2005, Ishiuchi llenó el pabellón de Japón con la muestra Mother’s – traces of the future, con instalaciones fotográficas y de video de su madre, una mujer de carácter fuerte que vivió en tiempos tumultuosos (época colonial en Manchuria, guerra en Japón, donde conducía un camión, …). El homenaje comienza con una fotografía de su madre, pero principalmente se compone de “retratos" de la ropa y pertenencias de su madre.

Entre las más de veinte exposiciones individuales que ha tenido desde el año 1977, el Museo Nacional de Arte Moderno de Tokio presentó una gran retrospectiva de su obra titulada Time Textured in Monochrome. En 2012 realizó la exposición en solitario Silken Dreams en el  Marugame Genichiro-Inokuma Museum of Contemporary Art.

Sus fotografías se encuentran en las colecciones del The Museum of Modern Art, Nueva York; The Metropolitan Museum of Art, Nueva York; The Tokyo Metropolitan Museum of Photography, Tokio; The San Francisco Museum of Modern Art, San Francisco; y The National Museum of Modern Art, Tokio.

En marzo de 2014, recibió el Premio Internacional de fotografía de la Fundación Hasselblad.

 

 

 

Referencias

 

 

 

 

Libros

Más de 20 monografías, entre ellas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada