domingo, 12 de enero de 2014

Mark Steinmetz

Mark Steinmetz es un fotógrafo estadounidense (nacido en 1961, vive en Athens, Georgia) cuyas fotografías son en blanco y negro, con un cierto contraste entre luz y oscuridad, siempre revelador, inseparable del significado y de las sensaciones que transmiten sus retratos.

 

 

© Mark Steinmetz

© Mark Steinmetz

 

 

No comienzo un proyecto con una agenda que vaya a determinar en exceso el resultado. Creo que comienzo con una leve visión – uno de esos susurros en la brisa – que de alguna manera se apodera de mí. Yo trato de avivar la llama y ver qué sale de ella, pero el tipo de fotografía que hago depende de lo que el mundo de fuera quiera soltar, así que en cierto modo, me siento impotente y sólo espero que el universo esté de mi lado. Un proyecto termina cuando la energía, que lo impulsó una vez, ha desaparecido (por cualquier razón, o sin razón), y luego con tiempo y esfuerzo para editar e imprimir empiezo a ver patrones más grandes y llego a entender un poco más lo que hice. Cuando estás en medio del proceso, estás entusiasmado y sabes que estás en algo, pero exactamente en lo que estás queda un poco fuera de tu alcance. Una gran cantidad de intuición está involucrada en todo esto.

 

 

 

Biografía

Mark Christopher Steinmetz tiene ascendencia europea, su padre era holandés y su madre francesa. Estudió en la Wesleyan University y realizó un master en la Yale University en 1986.

Ha publicado en revistas como Aperture, Blind Spot y DoubleTake y ha conseguido una beca Guggenheim. Su trabajo se encuentra en colecciones como las del The Museum of Modern Art, The Metropolitan Museum of Art, The Whitney Museum of American Art, The Art Institute of Chicago y The Los Angeles County Museum of Art.

Ha dado clases de fotografía en Harvard University, Yale University, Sarah Lawrence College y Emory University.

Mark trabaja con película y principalmente en blanco y negro. No desprecia el color, pero la imposibilidad de trabajarlo correctamente en sus comienzos y luego tener que establecer lazos cerrados con las universidades que disponían de laboratorios automáticos de color han hecho que su camino en libertad sea en monocromo, permitiéndole dotar a sus imágenes de un halo poético profundo, de un velo que oculta un secreto:

Hay habitaciones a las que quieres entrar aún sin saber lo que hay dentro, paisajes que te detienen en el tiempo, personas que te hacen volver la cabeza y explorar, inconscientemente, sus gestos, su mirada, su pose, indagando, sin quererlo, en su interior, en eso que no aflora a simple vista, sólo cuando lo capturas, sólo si escarbas, si tienes curiosidad.  

 

 

 

Referencias

 

 

 

Libros

1 comentario:

Fernando Ortiz dijo...

Alguna que otra vez he usado el buscador del blog para buscar sin éxito a este autor, uno de mis favoritos. Me alegro que al fin lo hayas incorporado.

Un abrazo y gracias por el esfuerzo tan enorme que haces en este blog.

Publicar un comentario en la entrada