miércoles, 7 de agosto de 2013

Mahesh Shantaram

Mahesh Shantaram es un fotógrafo indio (nacido en 1977 en Bangalore) que trabaja la fotografía documental, aunque es más conocido por su fotografía de bodas indias. A partir de las ricas tradiciones de la fotografía documental, la necesidad de contar historias con imágenes es la base de todo lo que hace en la vida, ya sea como artista, profesor de fotografía o como fotógrafo de bodas.

 

 

© Mahesh Shantaram

© Mahesh Shantaram

Yo utilizo dos lentes principales en mi trabajo: el sentido del humor y un sentido de humanidad.

Gran parte de mi trabajo es personal, vivencial, y puramente subjetivo. No hay una historia urgente que necesite contar y la única verdad es lo que yo tengo de hacer en el camino. Mi viaje a Addis Abeba fue motivado por el simple deseo de ir a algún lugar sobre el que tenía muy poco conocimiento e iniciar el proceso de descubrimiento de prácticamente cero. Esta serie es el resultado de una búsqueda por el color de África.

Biografía

Estudió informática en el St. Joseph's College, Bangalore University, y tras consumirse en un cubículo en Washington DC, decidió que ya tenía suficiente, y se fue a París a estudiar fotografía. Cuando regresó a la India en 2006, fue inmediatamente evidente para él que la fotografía de la boda india como se conocía necesitaba un poco de aire fresco (por decirlo suavemente). Y, en muy poco tiempo, se convirtió en uno de los más conocidos fotógrafos de bodas de la India.

Ha viajado a muchos países, ha vivido en 4 de ellos. Ha pilotado una avioneta Cesna, una vez fue obligado por las circunstancias a conducir un autobús Volvo, pero todavía no ha conducido un coche. Quizás lo consiga en 2013.

Mahesh trabaja en el género de la fotografía documental subjetiva, que básicamente significa que en lugar de ser abrumado por la responsabilidad de "decir la verdad", lo que es prácticamente imposible en su opinión, sólo graba su personal experiencia de un evento o situación. Celebra lo cotidiano, lo mundano, lo que queda una vez todo lo exótico se ha consumido o se ha secado. Es militante contra las imágenes cursi, predecibles y bonitas.

En sus trabajos más recientes ha retrató la transición de Bangalore de ciudad jardín a tecnópolis (Steady State 2012), el equivalente de un viajero del aire a parar de oler las rosas (Airtime) y el "ridículo adorable" de la cultura contemporánea de la boda india (Matrimania).

 

 

 

Referencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada