martes, 16 de julio de 2013

Sigfrido de Guzmán

Sigfrido de Guzmán fue un pintor y fotógrafo español (nacido en Madrid en 1925 y fallecido en 2010) que fue un artista completo, bohemio e independiente, creando un maridaje perfecto entre la pintura y la fotografía. Trasgresor en una y en otra, pero armónico en la estética y la belleza.

 

 

Pepito y Elena, 1967 © Sigfrido de Guzmán

Pepito y Elena, 1967 © Sigfrido de Guzmán

 

 

En definitiva, no he hecho más que poner en práctica aquello de que se impresiona lo que impresiona. Y a mí me impresionan las cosas sencillas.

 

 

 

Biografía

Sigfrido de Guzmán nació en una familia muy sensibilizada con la música. Su padre, un apasionado de Richard Wagner, eligió nombres entre los personajes de sus óperas para perpetuarlos en sus hijos: Sigfrido, Ofelia, Isolda y de esta manera impregnaba de sensibilidad artística y cultural a sus descendientes.

La guerra española le obligó a interrumpir sus estudios elementales. Desplazado con su familia a Valencia, podrá allí reanudarlos nuevamente.De vuelta a Madrid, en los difíciles años de postguerra, se vio obligado a realizar trabajos diametralmente opuestos a sus sueños juveniles.

Más tarde, aún joven, comenzó a dibujar y pintar de forma totalmente autodidacta. Hacia el comienzo de los años cincuenta abandonó su trabajo y se le podía encontrar haciendo copias en el Museo del Prado, donde tenía licencia para realizar copias que le hicieron ganar dinero y prestigio sobre todo en Estados Unidos.

En 1955 comienza otra etapa de su vida al conseguir un puesto de dibujante creativo en una empresa publicitaria. Es precisamente en este año cuando surge su interés por la fotografía. Monumentos y paisajes de Madrid y otros muchos lugares, son sus temas iniciales.

En 1959 tiene noticia de la existencia de la Real Sociedad Fotográfica de Madrid. Inmediatamente se hace socio, significándose por su entusiasmo y actividad. En la RSF formó parte de la Escuela de Madrid; integrándose en el grupo de La Colmena y más tarde en el de La Palangana.

Resaltó en los trabajos de laboratorio dominando la cocina de tapados con resultados altamente creativos. Hizo gomas bicromatadas y fotografías pintadas minuciosamente a mano, con la delicadeza que le caracterizaba. Cada una de sus fotografías es una obra única, con escenas que parecen dibujos al carbón, bodegones y paisajes acuarelados, retratos, etc.

En la intimidad de su estudio, experimentó y trabajó en múltiples facetas de la creación artística. Durante una etapa pintó óleos, en otras acuarelas, o dibujos a plumilla, o ensayó distintas técnicas de grabado y estampación. A partir de ahí, decidió aplicar la oleotipia al mundo de la fotografía.

Tiene premios otorgados por la revista Arte Fotográfico. Premios en Guadalajara, San Fernando, Soria, Selección Nacional de Color, VII Internacional de Color. En tres temporadas seguidas le concedieron el premio del Concurso Social de la Real Sociedad Fotográfica. Y por último el Premio Minolta. Siempre trabajó como amateur, es decir, amante de la fotografía.

En los Premios Nacionales de la Confederación Española de Fotografía (CEF) obtuvo varias nominaciones y en 1995, esta confederación, le otorgó el Premio Nacional de Fotografía.

Parte de su obra se encuentra en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Y nada más fallecer, el resto de su legado parece ser que llegó a manos de coleccionistas.



 

Referencias

1 comentario:

José Ramón dijo...

Luis Interesante Post muy bueno este blog feliz semana Saludos

http://creatividadeimaginacinfotosdejosramn.blogspot.com.es/

Publicar un comentario en la entrada