sábado, 27 de octubre de 2012

Angus McBean

Angus McBean fue un fotógrafo galés (nacido en Newbridge el 8 de junio de 1904 y fallecido en Suffolk, el 9 de junio de 1990) especializado en las imágenes sobre el teatro. Sus retratos en muchos casos de actores famosos eran surrealistas.

 

Audrey Hepburn © Angus McBean

Audrey Hepburn © Angus McBean

 

 

Yo nunca supe lo que eran las longitudes focales o lo que eran las velocidades de la película. Yo sólo sabía lo que podían hacer por mí.

 

 

Biografía

Nació en Newbridge, Monmouthshire, Gales del Sur, hijo de un inspector de minas de carbón, por lo que viajó mucho en su infancia.

Compró su primera cámara, una Kodak y un trípode, cuando la Primera Guerra Mundial estaba terminando. Fascinado por las propiedades mágicas de la fotografía, quería retratar personas y vendió un reloj de oro que le dejó su abuelo para conseguir las cinco libras necesarias para comprar este equipo.

Después de la temprana muerte de su padre, se trasladó con su madre y hermana menor a Acton, Londres en 1925. Sus padres hubieran querido que fuera un dibujante o un gerente de banco, pero estuvo trabajando para los grandes almacenes Liberty en el departamento de restauración de antigüedades como aprendiz, al mismo tiempo que seguía con la fotografía, la creación de máscaras y ver obras de teatro en el West End. Se compró una magnífica cámara Soho Tropical de medio formato, revestida de caoba y bronce

En 1932 dejó su trabajo en Liberty y se dejó crecer la barba para simbolizar el hecho de que nunca más tendría un salario de esclavos. Comenzó a trabajar como fabricante de accesorios de teatro, participando en la escenografía medieval de la obra Richard of Bordeaux interpretada por John Gielgud en 1933.

Su trabajo con las máscaras teatrales le dio popularidad y el fotógrafo Hugh Cecil le ofreció un trabajo en su estudio de Mayfair, lo que le permitió aprender el oficio y un año y medio después abrió su propio estudio en Belgrave Road de Londres.

Cuando todavía era conocido como fabricante de máscaras, en 1936 recibió el encargo de Ivor Novello para fabricar las máscaras de su obra El hipócrita feliz. Novello quedó tan impresionado con las fotografías románticas de McBean que le encargó hacer una serie de fotografías de la producción y de la joven actriz Vivien Leigh. Las fotografías las realizó con la iluminación propia del escenario obteniendo unos resultados que sustituyeron a las fotos realizadas por la empresa que se encargada de modo habitual. De este modo se convirtió en fotógrafo y como trabajo principal comenzó a fotografiar a Vivien Leigh y otros actores en el escenario y en el estudio. Este trabajo de fotógrafo de actores lo estuvo realizando hasta su muerte treinta años después.

Después de tomar una serie de fotografías para la revista The Sketch empezó a experimentar en 1937 con algunos retratos surrealistas. Los sujetos, por lo general actrices hermosas o actores del momento, se colocaban en forma muy detallada, dentro de sets construidos especialmente o los paisajes en el estudio. Pero la llegada de la guerra y los bombardeos de Londres, le hicieron cerrar su estudio y trasladarse a Bath.

En 1942 fue arrestado en unos aseos y acusado de actos delictivos de la homosexualidad por los que fue condenado a cuatro años de prisión, aunque fue liberado en el otoño de 1944.

Tras la finalización de segunda guerra mundial abrió un nuevo estudio en Endell Street en Covent Garden, aunque pronto pudo recuperar a sus antiguos clientes y volver a ser el fotógrafo del teatro londinense. Era el fotógrafo oficial del Stratford Memorial Theatre, la Royal Opera House, el teatro Sadler's Wells, en el Festival de Glyndebourne, en el teatro Old Vic y en las producciones de HM Tennent, trabajando además en las más importantes manifestaciones teatrales, musicales y del ballet clásico. Sus retratos surrealistas aparecían en revistas como Daily Sketch y Tatler. Entre las personas que retrató se encuentran Agatha Christie, Audrey Hepburn, Laurence Olivier y Noel Coward.

En 1964 aceptó realizar las fotografías del primer álbum de los Beatles, llamado Please, please me, por lo que realizó un reportaje del que sólo quedan algunos ejemplares ya que la mayor parte de los negativos fueron destruidos accidentalmente en 2007.

Con 70 años, se retiró oficialmente y durante una década no tomó ninguna fotografía profesional, solo para unos pocos amigos de Suffolk, a donde se había trasladado a vivir, y que pasaron del surrealismo a una aproximación al constructivismo. También se ocupó la restauración de antigüedades, hacer collages y esculturas de resina. Poco a poco, sin embargo, comenzó un notable resurgimiento de interés en su trabajo y se organizaron exposiciones, programas de televisión y McBean comenzó una ronda regular de clases. El primer libro sobre su obra apareció en 1982.

Al año siguiente la revista francesa L'Officiel lo convenció de salir de su retiro para que hiciera una serie de fotografías de moda a color. A pesar de que nunca había trabajado fuera de Gran Bretaña antes o con modelo, las fotografías fueron un gran éxito y también realizó una serie de fotos para la revista Vogue Francesa.

 

 

 

Referencias

 

 

 

Libros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada