martes, 10 de julio de 2012

Sylwia Makris

Sylwia Makris es una escultora y fotógrafa polaca (nacida en 1973 en Gdynia, vive en Múnich, Alemania) que nos presenta un hermoso trabajo a medio camino entre la fotografía y el efecto visual de la pintura clásica. Sus retratos asemejan cuadros donde la figura destaca sobre fondos oscuros y donde el juego de colores resalta la personalidad de los personajes, creando un mundo onírico y oscuro donde las expresiones, maquillajes, vestidos y el propio entorno se vuelven cómplices para contarnos una peculiar historia llena de encanto y misterio.

 

© Sylwia Makris

© Sylwia Makris

 

 

Hay una chispa dentro de todo. Una luz que vive en los ojos de una persona, un recuerdo que se enciende, el brillo de una pasión que nunca fue declarada. Un rostro siempre dice más de lo que sabe, lo cual es la razón por la que una fotografía no es una mera reproducción de lo que es.

 

 

 

Biografía

Su pasado como escultora afecta directamente su trabajo fotográfico (que comenzó en 2007), lo nutre y lo enriquece.

Aunque se especializó primero en retratos, más adelante cambió su interés por los reportajes y la fotografía de moda, sin dejar en ningún momento su particular talento para crear esas imágenes de fantasía y ensueño que deleitan y perturban a la vez al espectador.

Una buena foto dice lo que fue, el porqué de lo que podría haber sido o lo que nos espera dolorosamente bajo la superficie. Sylwia ha estado en la búsqueda de esa chispa desde que sostuvo una cámara por primera vez. Su búsqueda produce imágenes que pueden encantar o molestar pero siempre mueven al espectador.

Fotografía a personas. Gente que es fuerte o delicada, rota o dinámica. Fotografía rostros de nuestro tiempo, y al hacer eso pone una cara a nuestro tiempo. La desnudez es el estado más natural. Y en nuestro día se utilizan los cuerpos desnudos para tentar, hacer publicidad y vender. La desnudez puede decir solamente lo que se le permite decir.

Sylwia Makris respeta el cuerpo desnudo como parte de una historia que debe ser contada. Como parte de una historia que habla de la gente, la desnudez recupera su magia original, su energía arcaica y su complejidad de expresión en sus fotos, con lo que el espectador se siente a veces más desnudo que el modelo en la imagen.

En sus series In Search of the Divine y Diadema colabora con la diseñadora de moda vanguardista Katarzyna Konieczka para producir  imágenes fascinantes.

Ha publicado sus fotografías en diversas publicaciones y también han aparecido como portadas de libros.

Ha sido seleccionada por Vogue para presentar las creaciones de dos diseñadores de moda de Polonia y Alemania, poniendo en contraste la visión futurista de la ropa y accesorios con una puesta en escena que asemeja la pintura clásica.

 

 

Referencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada