viernes, 11 de mayo de 2012

Malick Sidibé

Malick Sidibé es un fotógrafo malí (nacido en Soloba, Mali, en 1936) cuya mirada sensible, entusiasta y comprometida ha creado imágenes sencillas, auténticas y llenas de verdad en las que se trasluce una especial complicidad entre el fotógrafo y sus retratados, reflejando la sociedad popular malí de los 60 y 70.

 

 

© Malik Sibidé

© Malik Sibidé

Fue la música occidental lo que liberó a la juventud. Uno puede bailar al son del tantán, pero la música occidental es lo que permitía que los chicos y las chicas se arrimaran.

 

 

Biografía

Fue el único niño de su familia que pudo estudiar, y lo hizo en la École des Artisans Soudanais, porque le gustaba dibujar. Gérard Guillat-Guignard, conocido como Gégé la pellicule, fotógrafo francés, tomó a Malick como su ayudante. Sidibé fue capaz de aprender de Guillat los principios básicos de la fotografía.

Cuando se independizó de Guillat en 1962 se convirtió rápidamente en un fotógrafo muy demandado en las fiestas y eventos de Bamako.

A mediados de los años 70, Sibidé se especializó en fotografía de estudio (Studio Malick en el barrio de Bagadadji de Bamako)  y reparación de cámaras. Generalmente, hacía sólo una toma que era positivada en un pequeño formato tipo tarjeta postal. Además, su estudio tenía unas dimensiones muy reducidas y sólo disponía de un modesto sistema de iluminación y de unos pocos y sencillos elementos decorativos, sobre todo, telas lisas o con rayas verticales.

Más de 1000 instantáneas han sobrevivido. Algunas han sido vendidas a coleccionistas privados, pero todavía muchas permanecen en Studio Malick en Bamako. Esta colección es un recuerdo único de la historia reciente de Mali.

Sus imágenes fueron tomadas durante años en multitud de eventos sociales en los barrios populares de Bamako, inmortalizando una etapa clave de la historia del país y de África. Durante los años 60 y 70 se centró en la juventud local y fue testigo de la vida de estos jóvenes en eventos deportivos, relajándose en la playa, en peleas en discotecas o en conciertos.

Sus fotografías son sencillas, llenas de verdad, fuera de los espectacular y lo decorativo y muestran lo cotidiano y lo familiar.

Después de que su trabajo fuera expuesto en la Bamako Early Rencontres Africaines de la Photographie en 1994, Malick ganó reconocimiento más allá de las fronteras de su país.

Ha sido premiado con:

  • Premio Internacional de la Fundación Hasselblad en 2003,
  • León de Oro de la Biennale Contemporary Art Exhibition de Venecia en 2007,
  • ICP Infinity Award en 2008.
  • Premio PHotoEspaña Baume & Mercier en 2009.

Aunque su obra se centra en el retrato, documentó el golpe de estado de Mali y ha realizado en su última época, una vez conocido y premiado en occidente, algún trabajo para campañas de moda.

 

 

Referencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada