martes, 10 de abril de 2012

Leon Levinstein

Leon Levinstein fue un fotógrafo estadounidense (nacido en 1910 en Buckhannon, West Virginia, y fallecido en 1988 en Nueva York) de carácter solitario y maestro de la fotografía callejera en blanco y negro, de Nueva York desde Times Square y el Lower East Side a Coney Island.

 

© Leon Levinstein

© Leon Levinstein

 

 

En mis fotos quiero ver las cosas comunes de la vida como si acabara de girar en una esquina y me encontrara con ellas por primera vez.

Tienes que estar solo y trabajar solo. La fotografía es una actividad solitaria, si quieres decirlo así.

Una buena fotografía probará al espectador qué poco nos permiten nuestros ojos que veamos. La mayoría de la gente, no ve (sólo ve realmente lo que ha visto siempre y lo que espera ver) mientras que un fotógrafo, si es bueno, ve todo. Y es mejor si ve cosas que no esperaba ver.

 

 

 

Biografía

Estudió en el Baltimore City College (1923-1927) y en el Maryland Institute of Arts en Baltimore (1927-1928). Vivió en Baltimore hasta que se alistó en el ejército, sirviendo en Panamá. Cuando se licenció se trasladó a Nueva York en 1946 y pasó los siguientes treinta y cinco años obsesivamente fotografiando extraños en las calles de su ciudad adoptiva.

Estudió con Stuart Davis y Alexey Brodovitch en la New School for Social Research (1948-1951), y con John Ebstel y Sid Grossman en la Photo League (1947-1948). Continuó estudiando con Grossman en el apartamento de Sid los tres años siguientes, exponiendo en solitario en la Limelight Gallery de Helen Gee en 1956.

Con audacia y dedicación a su tema, Levinstein capturó los habitantes de la ciudad de Nueva York a una distancia muy próxima, utilizando su excelente sentido de la composición para enmarcar cara, carne, poses y los movimientos de los habitantes de la ciudad en sus múltiples disfraces: tomar el sol, parejas jóvenes, niños, hombres de negocios, mendigos, prostitutas, chulos, damas de sociedad y personajes de todo tipo.

Levinstein no vivía de la fotografía. Era diseñador gráfico y trabajaba dibujando anuncios comerciales. Pero a la hora del almuerzo salía invariablemente con una Leica en su mano derecha, con la correa enrollada en su muñeca, y una Rollei colgada al hombro. También dedicaba sus tardes y fines de semana a la fotografía. Usaba el baño como cuarto oscuro y todas las noches revelaba y hacía copias de la producción del día.

Fue un solitario: nunca se casó, tenía pocos amigos, y solo se relacionaba con los que podían ayudarle en su carrera. Sin embargo, ese espíritu independiente, transmitió su forma en que veía el mundo: podía esconderse entre las multitudes, mezclarse con ella, observar las cosas que los demás se perderían. Los mismos rasgos que lo alejaban del mundo también le permitían verlo de una manera única.

En los años 1950 y 1960, el trabajo de Levinstein apareció con frecuencia en revistas y libros de fotografías, junto con la de sus compañeros Robert Frank, Richard Avedon, Diane Arbus. Sin embargo, rara vez trabajaba en encargos, como sus compañeros hacían, ni jamás produjo su propio libro de fotografías.

En los años 50, sus obras fueron publicadas en revistas importantes como Popular Photography y U.S. Camera Annual, y ganó el Popular Photography's International Photography Contest (1952) de la fotografía popular.

En 1975, Levinstein recibió una beca de la Fundación Guggenheim pero, a pesar de este reconocimiento, nunca pareció encajar en el mercado de la fotografía comercial que surgió en los años 1970 y 1980 y, en consecuencia, su obra sigue siendo mayormente desconocida.

 

 

Referencias

 

 

Libros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada