lunes, 10 de octubre de 2011

Michael Fatali

Michael Fatali es un músico, escritor y fotógrafo estadounidense (nacido en Brooklyn, Nueva York, en 1965, reside en Utah) cuya obra capta paisajes de los desiertos del sudoeste americano. Su ojo sensible para la luz de los barrancos se ha convertido en una voz propia y única en el mundo de la fotografía.

 

(c) Michael Fatali

 

Muy pronto en mi vida me entregué a la naturaleza de la madre Tierra para mi crecimiento personal y espiritual. Esta relación con el mundo natural ha sido mi razón de ser. Fotografío los lugares misteriosos donde me siento en paz con la energía del espíritu de la Tierra.

Durante años, he aprendido a utilizar mi fotografía como voz para evangelizar sobre la naturaleza. Es mi meta y mi misión anunciar las conexiones misteriosas que compartimos nosotros con esta tierra al haber elegido ser retratistas de las creaciones de Dios. Continuaré practicando formas que nos hagan un poco más cercanos al espíritu de la naturaleza.

Biografía

Con seis meses, su familia se trasladó a la Arizona meridional. La primera introducción a su romance con el aire libre y la naturaleza comenzó con muchas excursiones y acampadas con su padre.

Cuando tenía 15 años, murió su madre de cáncer. Y esta pérdida desafortunada le llevó a descubrir y a desarrollar una relación íntima con la naturaleza que lo nutrió y le enseñó lecciones de  coexistencia con el mundo natural.

En 1990, todavía luchaba con el deseo creativo de mejorar sus fotografías del  desierto. Con solamente unas centenas de dólares y su cámara de gran formato (8x10”) y placas, él y su esposa se echaron a la carretera y recorrieron el país de las rocas rojas que él amaba tan profundamente.

Fatali exhibió sus nuevas imágenes de los actualmente famosos barrancos y abrió su primera galería en Page, Arizona. Sus publicaciones y documentales mostrados en la televisión pronto le ganaron reconocimiento regional e internacional.

No utiliza ni retoque digital ni luz artificial en la creación de sus fotografías. Utiliza solamente luz natural y realiza las impresiones fotográficas a mano. Para él, utilizar la luz de la naturaleza es la mejor manera de expresar las maravillas de los fenómenos naturales.

Ha dedicado su vida adulta entera a la exploración y captura en película de temas y luz. La fotografía de estos monumentos mágicos de la creación de Dios requiere la práctica de la gran paciencia: esperar horas, días o a veces años para tener la luz correcta para poder comunicar la maravilla.

 

 

Referencias

 

 

Libros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada