miércoles, 12 de agosto de 2009

Jean Jacques André

Jean Jacques André es un pintor y fotógrafo francés (nacido en 1932 en Marsella, vive en Canadá) que lleva más de 50 años dedicados al mundo de la fotografía y especializado en el desnudo femenino, recreado en ambientes mágicos, oscuros y extraños que compone con increíble destreza en fantásticos fotomontajes donde la luz y las sombras juegan un papel fundamental que ensalza la belleza de sus mujeres.

 

(c) Jean Jacques André

 

 

Biografía

Creció y se educó en Marsella con sus abuelos y una tía. Como parte de esta educación asistía regularmente a la ópera desde los siete años y allí la pesadilla de aguantar arias de mujeres pechugonas se veía recompensada con los ballets donde veía criaturas hermosas, mujeres que no podrían existir en este mundo, ángeles flotantes de otra dimensión, enamorándose de todas ellas.

Su casa estaba llena de los lienzos de su padre, un pintor simbolista, que realizaba dantescos paisajes y siempre algún desnudo: ninfas y sátiros. A los 12 años sabía que iba a ser un pintor, como su padre.

Con 14 años, su pasión por la naturaleza, le atrajo a la exploración de cuevas y lugares abandonados, donde podía encontrar imágenes dramáticas y efectos de luz parecidos a los que ya tenía grabados en su mente.

En 1951 emigró a Canadá con un amigo.

En 1954 empezó con la fotografía figurativa de desnudos sencillos, pero no le satisfacía mucho lo que conseguía. El desnudo no tenía valor artístico por sí mismo, sino que tenía que ser utilizado en una composición con más profundidad y significado.

En 1956 empezó a experimentar con fotomontajes. La “magia” del cuarto oscuro abrió las puertas a lo que sería una vida de larga dedicación. Un camino que le podía permitir expresar emociones y experiencias y almacenarlos desde su juventud a la actualidad, una forma de comunicarse y compartir la alegría de tal descubrimiento.

La década de los 70 fue una época importante para él. Un período muy intenso, la pintura y la fotografía junto con su profesión a tiempo completo como diseñador de museo estaban muy solicitadas. La pintura fue su válvula de escape, y la mejora de este aspecto hizo que su fotografía no reflejara un salto adelante en la creatividad en ese período.

La década de 1980 vio grandes cambios en la fotografía. Su trabajo durante esta década se destaca por un cambio a una nueva forma de expresión de presentación fotográfica, la “experiencia” multimedia. Las multiproyecciones de diapositivas fueron una consecuencia directa de su trabajo de diseño de museos.

En este nuevo siglo se ha adaptado sin problemas a la fotografía digital, que le permite mayor libertad y posibilidades a la hora realizar su fotomontajes, con un aprendizaje no exento de algunos problemas y sirviéndose de su valiosa experiencia de tantos años de trabajar de la “manera difícil”.

 

 

Referencias

 

 

 

Etiquetas de Technorati:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada