jueves, 12 de marzo de 2009

Alberto Schommer

Alberto Schommer fue un pintor y fotógrafo español (nacido en Vitoria el 9 de agosto de 1928, fallecido en San Sebastián el 10 de septiembre de 2015) conocido por sus retratos de personalidades de la vida española contemporánea.

 

© Alberto Schommer

© Alberto Schommer

 

 

Biografía

Hijo del también fotógrafo Alberto Schommer Koch, su relación con la cámara se inició cuando era aún muy joven.

Salió del estudio fotográfico de su padre en Vitoria para enriquecer sus conocimientos en Colonia (Alemania) en 1952 y París en 1960, después se instaló en Madrid, indagó en los secretos de la luz y de los encuadres, y cuando descifró sus claves, emprendió un nuevo camino.

Schommer siempre lo hace: investiga, trabaja y cuando ya lo tiene, cambia de tercio e inventa algo. Pero no necesariamente algo científico. Sus retratos psicológicos los arropó con una escenografía elaborada a propósito, utilizando símbolos y artilugios (guantes de boxeo, un capote, un teléfono descolgado) que desnudaban ante el espectador la parte más oculta del retratado.

El sueño de los pintores, reproducir la realidad tal y como es, se logró con la invención de la fotografía. La ciencia, sin embargo, no ha creado todavía la máquina de fotografiar la personalidad, la psicología del retratado. Lo más cercano a este sueño lo ideó Alberto Schommer. Sus "retratos psicológicos" han sido como la máquina de rayos X ante la que se colocaron Mario Conde, el torero Espartaco, Eduardo Chillida y otros protagonistas de la sociedad de los años ochenta y noventa.

Su evolución como retratista continuó con series como Descubrimientos o Máscaras. Su trabajo creativo también abarca otros campos, donde la luz y los materiales adquieren un sentido escultórico.

A la par de publicaciones en prensa y libros, sus exposiciones han sido numerosas en todo el mundo. En 1978 fue invitado por el fotógrafo nipón Eikoh Hosoe para exponer en Japón; también lo ha hecho en el Museo Español de Arte Contemporáneo y en el Center for Creative Photography de Tucson.

En 1996 fue elegido miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Más tarde, en 2008, el gobierno español le otorgó la Medalla al mérito de las Bellas Artes.

A Schommer le gusta desubicar. Ha hecho levitar a los obispos, ha colocado el pescado en peanas, y ha convertido a los langostinos en obras de colorido warholiano. A las ciudades, Roma, Madrid, La Habana, Venecia las ha detenido en instantáneas que cubren de bruma los perfiles de sus calles. O que muestran con la nitidez de un objetivo perfectamente ajustado su poesía, su esencia y la de sus habitantes.

Y cuando parecía que ya lo sabía todo, inventó las cascografías, fotografías transformadas en esculturas, que tienen volumen y que además se aprecian también por el tacto, porque Schommer da baños químico al papel, previamente arrugado, para que al tocarlo se parezca a la piel.

Es un innovador, un veterano fotógrafo moderno que ha traspasado las fronteras de España.

Una antología de sus trabajos, de 1955 a 1998, patrocinada por el Ministerio de Asuntos Exteriores. llega estos días a Alemania procedente de la República Checa. Parece que a su obra le sucede lo mismo que a él, que la detención, el anquilosamiento, no se concibe.

En 2013 recibió el Precio Nacional de Fotografía otorgado por el Ministerio de Cultura Español.

 

 

Referencia:

 

 

Libros

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada